Acuaterrario tradicional con mallas

Acuaterrario sin divisores, panorámica

© Guela. Der. Res.

Acuaterrario tradicional con mallas

 

Una original idea que nos permite el montaje de un acuaterrario tradicional limpio, sano y sin los inconvenientes que han relegado a estos montajes a un segundo plano. Un sistema semiestéril pero de gran belleza si sabemos decorarlo.

 

post it colaboracionEn esta ocasión recurro al compañero “Guela” de Crustaforo que gentilmente me ha cedido su trabajo. Una manera diferente de plantearse un acuaterrario sin divisores, con zona terrestre plantada, recirculado y como veremos con un resultado muy natural y de gran realismo. Aclarar que este montaje es diminuto (15 l.), va destinado al también pequeño “Cangrejo vampiro” (Geosesarma sp.)

Supone una muestra en pequeño formato de un buen sistema que ya lleva un año trabajando sin incidencias y del que ya podemos extraer conclusiones positivas de cara a montarlo a mayor escala.

Acuaterrario sin divisores semiestéril

 

acuario doble cubo

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

El autor ha partido de un pequeño acuario de fabricación casera de tan solo 15 l. provisto de tapa. Ya de antemano nos enfrentaremos a la condensación que dificultará la visión, esto a falta de rejillas o ranuras en el frontal es inevitable en todo montaje. La falta de ventilación también puede generar problemas de salubridad como brotes de hongos o bacterias.

En este caso, el compañero optó por dejar la tapa semiabierta ante la imposibilidad de fugas. Habitualmente se recurre a mallas o rejillas superiores.

 

El problema

 

ceratophrys calcarata

© Mauricio Rivera Correa. CCBYSA2.5

Se requiere crear una zona terrestre sin recurrir a divisores ni herméticos de cocina que puedan acumular agua encharcándose, provocando la anaerobiosis del sustrato y ahogando la flora terrestre. Por tanto habrá que realizar una plataforma elevada muy bien drenada.

Es el caso de la imagen de la izquierda: Un acondicionamiento ideal para un escuerzo que provocará la turbidez permanente del agua, la acumulación de peligrosos compuestos fruto del metabolismo del animal y la temida metanización del sustrato a medio plazo. Todo ello nos obliga a sustituirlo con frecuencia en un mantenimiento engorroso.

Claro que aquí se trata de un escuerzo que requiere poca profundidad de agua y que normalmente se aloja en transportines o acuarios sin sustrato alguno pero qué ocurre cuando se requiere de una zona acuática de cierta columna?

 

La solución

 

Acuaterrario, cubos de malla

© Guela. Der. Res.

Una vez más, solventarlo pasa por prescindir de sustratos que cedan un exceso de coloides al agua (Arcillas, limos), centrándonos en las turbas y fibras vegetales y montando todo ello sobre una plataforma elevada de drenaje eficaz por la que transcurra lentamente el agua manteniendo así viva la flora bacteriana y fúngica del sustrato terrestre y permitiendo que el exceso de agua discurra a la zona acuática donde será filtrado. En esencia es el concepto del vivario pero con algunas ventajas pues evitaremos el uso de espumas, siliconas y resinas y en contra, deberemos recurrir a pesados elementos naturales para decorarlo.

Donde está la novedad? Pues en este caso me ha llamado especialmente la atención el uso de malla plástica verde en forma de cubos.

 

Acuaterrario con mallas

© Guela. Der. Res.

Aquí el compañero Guela ha optado por usar la malla formando cubos ligados por bridas de poliamida (Nilón). Ambos materiales se vienen usando desde hace mucho y han mostrado ser inocuos.

Utilizando una serie de cubos, montaremos una plataforma elevada que permita la libre circulación de agua y que pueda alojar la bomba o filtro e incluso un termostato calentador.

Al tratarse de un montaje muy pequeño, la solidez de la malla debiera ser suficiente aunque ha querido asegurar la estabilidad recurriendo a un relleno con cantos de piedra.

 

Estructura plataforma acuaterrario

© Alberto arcos. Der. Res.

Pero qué ocurriría con un montaje de mayor volumen y superficie?

Obviamente supondría un peso considerable y en ese caso yo optaría por el uso de tramos de conducción de PVC de presión de la medida adecuada, del mismo modo que lo hacíamos en el montaje de un vivario.

De hecho, una opción interesante y muy recurrida es el uso de rejilla plástica rígida reposando sobre una serie de tramos de PVC.

Esta imagen pertenece a otro montaje y podría ser una solución válida para acuaterrarios de cierto volumen. La diferencia? En este caso que ahora tratamos, toda la decoración es a base de elementos naturales.

 

Paludario con mallas

© Guela. Der. Res.

Este es el aspecto que muestra lateralmente. Aquí apreciamos mejor la malla mosquitera que reposa sobre los cubos que hacen de plataforma. Permitirá un correcto drenado y contendrá el sustrato terrestre vegetal.

Ya debemos prever el espacio y la instalación de la bomba o filtro de modo que en el futuro resulten accesibles retirando algunos elementos decorativos. De no prever esto, cualquier manipulación supondrá desmontarlo casi todo!

 

(NOTA: Los objetos que parecen reposar encima son una reflexión)

 

El “hardware” (Decoración)

 

Acuaterrario con mallas, hardware

© Guela. Der. Res.

A base de pizarras, la roca predomina en todo el montaje. No solo por cuestiones estéticas, también funcionales. Por un lado es un material inerte (Cuidado con las vetas rojas; hierro y amarillas; azufre) pero por el otro, se crea una estructura a modo de pared de transición tierra-agua así como una barrera en el límite de la terraza que da al agua para contener el sustrato y evitar que los animales lo vayan trasladando al agua.

Una pequeña estructura de losas dará lugar a una pequeña cascada que no tiene tan solo una función ornamental sino que proporcionará un aumento de la humedad relativa, algo importante al carecer de sistemas de nebulizado o riego.

Aquí el autor nos comenta que las salpicaduras en el frontal son frecuentes, algo que soluciona colocando algunas lajas de pizarra sobre el chorro de salida de la bomba.

 

Paludario con mallas, flora

© Guela. Der. Res.

A nivel vegetal, una Hydrocotyle sp. conocido género de plantas de acuario que funcionan bien tanto en emergido como sumergido y una Anubias nana que aún hoy prospera en emergido.

Una prueba que casi todos hemos hecho alguna vez, las briófitas (Musgos) autóctonas que como casi siempre empiezan a adaptarse hasta producir esporofitos y perecer por las altas temperaturas. Algún helecho también local ha llegado a prosperar hasta hoy en este montaje y como no, las flotantes que en un caso tan pequeño como este y con mucho criterio, se limitan a la Lemna sp.

 

Una vista superior recién montado:

Paludario con mallas, vista superior

© Guela. Der. Res.

 

Vista del paludario ya maduro:

Paludario con mallas ya maduro

© Guela. Der. Res. (Editada)

 

Y si os fijáis detenidamente, veréis a uno de los protagonistas de este hermoso montaje en miniatura que como no, os mostraré en todo su esplendor:

Geosesarma sp. "Cangrejo vampiro"

© Guela. Der. Res. (Editada)

 

Fuente: Ver tema original, comentarios y evolución de este montaje aquí>

 

Montaje e imágenes: Guela. Der. Res (Crustaforo)
Texto: RCG. Zootecnia doméstica

 

Volver a Acuaterrario tradicional<

Suscribete a Zootecnia Domestica

Apuntate a nuestro newsletter y recibe nuestras novedades el primero.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR