Anfibios de vida anfibia

paludario_donarreiskoffer_cc3

Anfibios de vida anfibia

“Habitantes del acuaterrario

 

Allí donde se juntan tierra y agua encontramos multitud de biotopos que se caracterizan por poseer una biodiversidad importante. Son zonas ricas en vegetación y fauna y eso incluye a los anfibios y reptiles. En esta ocasión vamos a tratar el acuaterrario de anfibios. Son montajes realmente bellos ya que admiten una vegetación profusa dentro y fuera del agua al tratarse de especies en general de pequeña talla y por tanto respetuosas. Se recurre habitualmente al uso de terrarios con división de vidrio (Acuaterrarios) o simples terrarios con una cubeta pero que serán siempre de vidrio pues la humedad relativa acostumbra a ser alta. Indistintamente, podremos reproducir los márgenes del bosque de ribera, arroyos, ríos, estanques, lagos e incluso pequeñas charcas, hábitats propios de estos animales que se dan en todo el planeta y por tanto bajo el influjo de todo tipo de climas aunque en el caso de la gran mayoría de urodelos, ofreceremos climas templados y continentales más o menos rigurosos. (Marquesina: Paludario con altísimo riesgo de fuga! Donar Reiskoffer. CCBYSA3.0).

Biotopos típicos de anfibios

Arriba, algunos biotopos típicos: 1-Charca. 2-Lago. 3-Ribera tramo medio de un río. 4-Charca. (Las cuatro, RCG. CCBYSA3.0). 5-Charca temporal. (Kumar. CCBYSA3.0).

 

ACUATERRARIO PARA Hyla cinerea

 

Hyla cinereaHyla cinerea es una ranita arborícola norteamericana típica que se encuentra con frecuencia en el ramo y que guarda gran parecido con las ranitas de San Antonio europeas tanto morfológicamente como a biotopo y adecuación en cautividad. Son especies representativas de las ranas arborícolas que, siendo en su mayoría tropicales han soportado el enfriamiento del planeta en su última glaciación adaptándose a los inviernos mas o menos rigurosos. Una de esas adaptaciones y una curiosidad en el mundo de los anuros es el hecho de que asciendan a las partes altas de los arbustos para insolarse como lo haría una lagartija y no desde el agua (Rana sp.).

Su piel permite la incidencia directa del sol siendo por tanto termófilas. Ya sabemos que necesitan acuaterrario. Sabemos que en este caso la luz debe ser intensa y que las proporciones del tanque han de ser de tipo alto pues son arborícolas. El clima es templado y en muchos casos servirá la temperatura ambiente doméstica con reducción invernal. Los hílidos tienen la facultad de croar con tal fuerza que se les puede oir a mucha distancia. Lo hacen cuando alcanzan el celo que en esta especie es en primavera y verano. Los machos ostentan un saco gular enorme que les proporciona aire suficiente como para darnos la noche. Se alimentan de insectos fundamentalmente. Deberemos colocar ramas por las que puedan trepar y plantas de hoja ancha que soporten el terrario como Spatiphyllum sp. Masas de elodea (Egeria densa) en el agua suponen un buen lugar para la puesta de los huevos (Masas). Si la puesta se produce, habrá que retirarlos con la misma agua y colocarlos en un acuario muy bien ventilado, filtrado y estéril (Sin decoración alguna). Los renacuajos se alimentan muy bien con pastillas liofilizadas de spirulina que encontramos en tiendas de acuarios (Algas), verduras hervidas y algo de carne ocasionalmente. Si combinamos en este montaje hílidos con urodelos en fase acuática éstos devorarán las puestas ávidamente.

 

Acuaterrario dividido completo

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Acuaterrario que siempre será de vidrio con zona acuática que podrá estar o no filtrada y que puede consistir en un compartimento siliconado o una cubeta semienterrada. La zona acuática podrá calefactarse con termostato calentador de ser necesario. En la terrestre deberemos considerar el drenaje para retirar el agua precipitada por condensación y salpicaduras y de ser necesario se calefactará con cable de silicona. La iluminación, a base de tubos “Gro” combinados con espectro corregido UVb 2.0 mín. Se ha de prever la ubicación de modo que no reciba el sol. Casi siempre el sustrato será a base de turba de esfagnos y musgo. Conviene colocar losas de piedra en la zona de transición tierra-agua para que los animales ensucien lo mínimo. Es importante la ventilación que incluso forzaremos con compresor de aire de acuario. Las ranas arborícolas vivirán en un terrario alto cuyos cristales raramente permanecerán limpios. En la gran mayoría de estos casos (Hílidos del norte de Eurasia y América) el clima es templado, cosa a tener en cuenta al escoger el lugar donde montar el terrario.

NOTA: Estamos tratando excepciones! Hyla cinerea, H. meridionalis, H. arborea (Estas últimas protegidas) son tan solo algunas de las de clima templado. La mayoría de hílidos se acercan al ecuador y pertenecen a climas subtropicales y tropicales. Esto supone calentar tanto aire como agua.

 

Abajo: 1-Agalychnis callidryas. (ACG). 2-Alytes obstetricans. (RCG. CCBYSA3.0). 3-Bombina orientalis. (ACG).  4-Hyla annectens.(CCBYSA3.0).

Anfibios vida anfibia

 

Abajo: 1-Litoria caerulea. 2-Megophrys montana nasuta. 3-Racophorus reindhardti. (Las tres ACG). 4-Rana catesbeiana. (DP).

Anfibios vida anfibia

 

ACUATERRARIO PARA Cynops pyrrhogaster (TRITÓN DE VIENTRE ROJO)

 

Tritón de vientre de fuego

© Opencage. CCBYSA2.0

Emparentados con el género Triturus, los Cynops son tritones asiáticos de pequeño tamaño y clima templado que regularmente llegan al comercio desde hace muchos años. Son de vida anfibia estacional es decir, se reproducen en el agua donde pasan varios meses para volver a tierra el resto del año. Son de clima templado-frío (Proceden del Japón y nieva en invierno) y están por tanto sometidos a inviernos rigurosos en los que hibernan. Como casi todos los urodelos requieren de un acuaterrario bajo salvo los arborícolas (Bolitoglossa, Aneides, etc… que no nadan bien y pertenecerían a otra categoría). Muchos de ellos en fase terrestre pueden ahogarse en el agua, cuya altura deberá rondar los 10Cm. Así que deberemos colocar elementos flotantes y una buena “playa” que facilite su regreso a tierra. Los acuaterrarios para tritones se diferencian bien poco del que hemos descrito anteriormente para las ranas salvo en la altura necesaria. Se alimentan en tierra de pequeños insectos e invertebrados como lombrices de tierra, equitreidos, pequeñas babosas, microgrillo, pulgones, etc… En el agua suelen alimentarse de larva de mosquito congelada, dafnias, comida liofilizada en gránulos, etc… Cuando permanecen en tierra son estrictamente nocturnos a menos que “llueva” en el terrario lo que puede hacerlos salir a dar un paseo en busca de comida (Algo muy típico en los salamándridos)

 

Acuaterrario

© Fastily. CCBYSA3.0

Hace años siendo adolescente, monté un acuaterrario para urodelos de 200x40x50Cm (400l.) mitad agua, mitad tierra. Se trataba de una habitación bastante oscura cuya temperatura no acostumbraba a subir de los 24-26ºC en verano. La zona acuática disponía de un buen filtro interior que devolvía el agua por una cascada de piedras planas. Toda una pared de losas planas cubría la parte trasera de todo el terrario. En las zonas permanentemente húmedas por la caída del agua planté Fontinalis sp. que colgaba hasta seguir creciendo en el agua. La zona acuática disponía de suelo de gravilla fina y guijarros, necesaria para la deposición del espermatóforo de los machos (Masa gelatinosa de esperma que las hembras recogen para autofecundarse tras un baile nupcial). Abundaban las raíces curadas sobre las que también crecía el musgo. Una zona con Egeria densa proporcionaba cobijo y sustrato de puesta en el agua. En la zona de transición (Pared de vidrio disimulada con pizarrras) plantamos en su tiesto Spatiphyllum sp. que crecían hasta el punto de tener que ir retirando de vez en cuando al igual que el Ficus pumilla (Repens) que se extendía por toda la zona terrestre hasta cubrir parte del suelo y toda la pared trasera.

La capa de turba, montada sobre un buen drenaje, era de unos 14 Cm de espesor y la “sembré” con equitréidos y Eisenia phoetida (Lombriz roja californiana, soporta temperaturas medias). En tierra, se dieron bien los Scindapsus (Potos), arecas, etc.. pero nunca conseguí que prosperara la hiedra (Hedera helix). Como población, tan solo algunos urodelos de cierto tamaño como Pachitritón breviceps, Paramesotritón hongkongensis y Salamandra salamandra. Cabe decir que  en fase terrestre sólo se les veía pasear por la noche salvo a Pachitritón que siempre fueron acuáticos y diurnos (Durante años), saliendo a tierra sólo cuando les enseñabas lombrices (Auténtico) y Salamandra que  increíblemente y como un reloj, salían del muro de piedras trasero cada día a la misma hora salvo que fuese a llover, anunciando las tormentas y frentes fríos con 6-12 horas de antelación durante años.

He de decir que salvo el intenso pulverizado diario y el suministro de comida una vez a la semana durante los primeros meses, el acuaterrario funcionó de forma autónoma a lo largo de seis años (Me mudé de piso y lo tuve que desmontar…). La escasísima población de animales, la intensa vegetación promovida por cuatro fluorescentes GRO de 30W y las suaves temperaturas ambientales propiciaron un crecimiento constante de las poblaciones de lombriz roja y enquitréidos que, junto con alguna eclosión ocasional de puestas de límacos (Babosas) alimentaban a los animales en un curioso semiequilibrio. Conseguir esta autonomía requiere siempre de grandes o muy grandes instalaciones y mucha suerte. Desgraciadamente hoy, veintitrés años después, no conservo foto alguna pero valga esta de un fantástico acuaterrario de exposición con fondo y paredes de resina que más quisiera yo…

 

Abajo, otras especies de misma instalación: 1- Ambystoma maculatum. (Courtesy of USGS). 2- Ambystoma tigrinum. (Domenico Kumme. CCBYSA3.0). 3- Ambystoma opacum. (Courtesy of USGS). 4- Cynops ensicauda popei. (J.Moss. CCBYSA3.0). 5- Ensatina eschscholtzii. (Courtesy of USGS).

Urodelos

 

Abajo: 1-Notophthalmus viridescens. Contra todo pronóstico, en peligro crítico por una afección supuestamente viral. (Patrick Coin. CCBYSA2.5). 2- Paramesotriton hongkongensis. (Drow Male. CCBYSA3.0). 3- Salamandra salamandra. Protegida. (RCG. CCBYSA3.0). 4-Taricha torosa. (Courtesy of USGS). 5- Triturus helveticus. Protegido. (RCG. CCBYSA3.0).

Urodelos

 

ESTANQUE PARA ANFIBIOS AUTÓCTONOS

 

estanque termoconformado

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

No podemos obviar aquí el estanque como medio ideal para el mantenimiento y cría de anfibios AUTÓCTONOS. Aunque la gran mayoría de personas los construyen para mantener peces también hay quien, concienciado de la delicada situación de los anfibios europeos, se limita a esperar a que sea colonizado con especies propias del lugar beneficiándose igualmente de la belleza de este montaje rebosante de vegetación y vida. Sin duda, resulta de gran ayuda para estas delicadas especies encontrarse con un biotopo semiartificial libre de depredadores. Sobre cómo diseñar, construir, arrancar y mantener un estanque tenemos un capítulo propio. Utilizar un estanque para especies exóticas es terriblemente complejo pues evitar la fuga supone unas instalaciones considerables. La liberación al medio, aún fortuita, de especies exóticas hoy ya es delito en España.

NOTA: La mayoría de urodelos requieren de un agua en excelentes condiciones, siendo especialmente sensibles a ciertos compuestos nitrogenados, metales pesados y compuestos químicos contaminantes de origen humano, habiéndose convertido en especies indicadoras del buen estado del paraje natural en el que habitan. Es por ello que a nivel mundial sus poblaciones se están viendo diezmadas, aún mas por la aparición de nuevas enfermedades de origen vírico que han puesto al borde de la extinción a especies antaño comunes como Notophthalmus viridescens. Parece ser que algunas aves acuáticas podrían estar extendiendo el problema a otros territorios con lo cual, probablemente ésta y otras especies de tritones ya no sean accesibles en el mercado. Es importante mantener a estos animales en grupos con fines reproductivos e intercambiando ejemplares de un mismo origen (No es tarea fácil ni reproducirlos ni confirmar su origen exacto) mientras la legislación lo permita. Tal vez así aseguremos su supervivencia y algún día dispongamos de buenas remesas que reintroducir. No sería la primera vez que ocurre con otras especies y es un argumento de peso que obra a favor de nuestra práctica.

 

Categoría relacionada: El acuaterrario>

 

Volver a “Housing”<

Suscribete a Zootecnia Domestica

Apuntate a nuestro newsletter y recibe nuestras novedades el primero.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR