Calefacción

Clot d´Espolla, surgencia, panorámica

La calefacción del acuario

-”Tema relacionado con La Temperatura, su parte teórica”-

 

Elementos calefacción

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Los aficionados que vivimos en áreas de clima templado y queremos mantener especies tropicales en nuestros acuarios debemos adecuar la temperatura de nuestros tanques a la de la fauna que contienen. Dependiendo del lugar de residencia del acuarista, la calefacción del agua del acuario no será necesaria más que durante los meses de rigor invernal. Son varios los dispositivos que se pueden utilizar para calentar el agua pero debemos hacer hincapié sobretodo en los instrumentos de control de la temperatura llamados termostatos. A lo largo de este apartado aparecerán algunos conceptos que suelen prestarse a confusión entre los aficionados. No vamos a realizar un curso acelerado de termodinámica porque queda totalmente fuera de mi alcance pero si que explicaré de forma poco ortodoxa algunos conceptos cuya aplicación técnica resulta imprescindible. Está fuera de toda duda que cada especie ha evolucionado en un entorno climático concreto. Por tanto la temperatura óptima para mantener cada especie dependerá del clima de su lugar de origen y más concretamente del microclima que poseen los cursos de agua de donde proceden. En la mayoría de casos, los peces tropicales de acuario proceden de áreas climáticas muy parecidas. Esto permite el concepto de acuario comunitario, asociación de distintas especies de similares requerimientos y entre ellos se encuentra una misma temperatura común. En la imagen superior, surgencia súbita de agua a 22ºC. Temperatura del aire 7ºC. Podemos observar la fuerte evaporación. En este caso, tardará días en atemperarse pero muchos arroyos termales conservan estos parámetros de forma constante.

A decir verdad, encontramos en estado natural arroyos, ríos y lagos con todas las temperaturas posibles que van desde el punto de congelación a los 40º C de las pequeñas charcas tropicales de poca profundidad expuestas al sol. Incluso se da el caso de especies que soportan una amplitud térmica diaria (Diferencia del día a la noche) considerable. No se te ocurra probarlo con las especies más comunes. Todos los peces tienen un margen de tolerancia que puede ser alto (Macropodus opercularis) o bajo (Botia sp.).

Calentador acuario

© RCG. CCBYSA3.0

Para los que vivimos en climas mediterráneos ya sea en el hemisferio norte o sur, nos resulta más sencillo controlar la temperatura en invierno (O su equivalente meridional en el globo) que en verano. En invierno hemos de calentar pero en verano a menudo necesitamos enfriar y esto es mucho más difícil (Ya hablaremos). Todos los dispositivos de calefacción de acuario se basan en una resistencia eléctrica. Son varias las formas en que se usa y por tanto son varios los artilugios que podemos instalar. Del mismo modo, son dos las tecnologías que encontramos en materia de control de temperatura. Antes de describirlos todos debo dar una serie de explicaciones.

Toda calefacción, como su nombre indica, calienta pero nunca enfría. No esperes de tu sistema que mantenga el agua a 26ºC si en casa estás a 30ºC.

Es mucho más lento calentar o enfriar el agua que el aire. Ésta posee mayor “inercia” lo cual confiere mayor estabilidad. Las masas de agua continentales de cierto volumen son, por tanto, muy estables y no podemos decir lo mismo de un acuario de 60 litros. Dado que la mayoría de los peces han evolucionado en volúmenes de agua considerables, estos suelen tolerar bastante mal los cambios bruscos ya que les reducen el sistema inmunológico apareciendo con mucha frecuencia el típico “resfriado” de los peces o ichtiophtiriasis (Enfermedad del punto blanco).

– Un lugar expuesto a corrientes de aire o con exposición directa al sol difícilmente será adecuado para instalar un acuario. Los factores externos obrarán en su contra.

– Una habitación deshabitada en una casa sin calefacción central requerirá una fuerte calefacción y nuestro tanque presentará un gran “salto térmico” (Fuga de calor) lo cual provocará un gasto energético y una gran evaporación del agua del tanque teniendo que sobredimensionar los calefactores.

Tras los preámbulos, vamos a pasar a la práctica.

Ir a Sistemas de calefacción>

Ir a Control de temperatura, termostatos>

Ir a Medición, termómetros>

Suscribete a Zootecnia Domestica

Apuntate a nuestro newsletter y recibe nuestras novedades el primero.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR