Climatizar el terrario

Climatizar el terrario

 

Agama agama, requiere tanto calor radiante superior como inferior.

© ACG. Zootecnia doméstica. Der. Res.

A estas alturas ya nos debería resultar fácil estudiar la calefacción de un terrario. Hemos visto como calentar el agua, la tierra desde el suelo, desde el aire y la novedad en este caso será calentar objetos.  Cuando se trata de una serpiente terrestre son prácticas las esterillas de calidad. Para saurios también aunque pueden agradecer un buen foco y en algunos casos será imprescindible (Desérticos estrictos). Este último también se torna imprescindible para las tortugas de tierra que no desestimarán un escondrijo con esterilla. Y es que ante tal biodiversidad no caben generalidades. Para calentar un terrario que carezca de mas zona acuática que un bebedero y ya sea de vidrio, madera resina o mixto podremos utilizar, según el caso, cables o esterillas (Calentando globalmente el terrario, creando un clima) o focos IR (Infrarrojos), lámparas dicroicas o incluso de incandescencia y otros artefactos de los que hablaremos a continuación.

Dicho de otra manera, vamos a crear microclimas. Ya hemos comentado que muchos animales de biotopos diversos aprovechan la radiación del suelo para calentarse de forma natural. Todos ellos disponen de una nutrida red de terminales nerviosos en su vientre que les permite controlar la temperatura del suelo. Algunos hasta han desarrollado técnicas curiosísimas para no quemarse como levantar la cola, aguantarse sobre dos patas alternativamente, etc… En la imagen, este Agama agama se pasaba la vida o en el suelo (Esterilla) o en lo alto del tronco (Halógeno dicroico). Antes de entrar en montajes complejos, vamos a lo más común y sencillo:

 

EJEMPLOS COMUNES

 

Ahora veremos como se simplifica la cosa respecto a los acuaterrarios. Vamos a poner una serie de ejemplos de montajes muy comunes en los que irán apareciendo diferentes sistemas de calefacción de terrario:

 

Terrario bajo, madera

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

TERRARIO CON PIEDRA CALEFACTORA: Este es bien simple, de hecho demasiado pues tan solo funcionaría en pequeños terrarios de madera y con una piedra calentadora potente. Es un terrario de madera que tan solo contiene eso, una piedra calefactora. Como siempre y por seguridad, irá controlada por un termostato cuya sonda colocaremos a dos tercios de altura respecto el suelo. La medición de la Máx. se realizará sobre la piedra, a pocos centímetros pero la regulación la haremos tomando como referencia la lectura de la sonda. Normalmente no sería suficiente con este dispositivo, salvo terrarios pequeños para pequeños saurios como Sceloporus sp., Liolaemus sp., Phrynosoma sp., etc… En caso de terrarios medianos, deberemos complementar con un cable o esterilla que cubrirá un 50% de la superficie (Opuesto a la piedra).

 

 

terrario de madera con cable calentador

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

TERRARIO CON CABLE CALEFACTOR: Otro dispositivo sencillo pero mucho mas versátil. Podemos cubrir el 50% del suelo con cable, dejando un 30% del cable sin enterrar. Sobre el cable del suelo es conveniente colocar una rejilla galvanizada que luego cubriremos con el resto del sustrato. Sobretodo si son animales excavadores. Qué hacemos con el tramo de cable sobrante? Podemos optar por instalar una losa de piedra alejada del suelo calefactado y enrrollarlo bajo la misma sin enredarlo ni anudarlo, haciendo una espiral. O pasarlo por el interior de una caña de bambú a modo de percha caliente si el animal es trepador… El cable ofrece mil posibilidades a la hora de crear microclimas a la vez de generar el clima global del terrario (Suelo). Como siempre, controlado por termostato.

 

 

Terrario vidrio con esterilla

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

TERRARIO CON ESTERILLA: El mismo caso del cable pero sin crear zonas microclimáticas, tan solo calor ambiental y normalmente se aplica en terrarios de vidrio de cierta humedad relativa destinados a colúbridos, anfibios tropicales y toda suerte de habitantes de las zonas boscosas o selváticas en las que la temperatura fluctúa muy poco, no hay zonas de insolación y los parámetros son regulares.

No requiere de rejilla y deberá cubrir como máximo el 60% de la superficie del suelo. Como siempre, controlado por termostato.

 

 

Terrario bajo madera

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

TERRARIO CON ESTERILLA Y FOCO: Otro sistema ya combinado con fuerte implantación pues proporciona mediante esterilla comandada por termostato el calor ambiental general del terrario y añadimos un punto microclimático a base de un foco. Debe calcularse la potencia del foco haciendo trabajar primero la esterilla tan solo y midiendo la temperatura en diferentes puntos del terrario. Eso nos servirá como una aproximación a la potencia del foco que no irá termostatizado, con lo que debe ser moderada. El exceso de temperatura general lo controlará el termostato que comanda la esterilla o cable del suelo y el foco insisto, trabajará de forma constante durante el día. Con eso ya estamos facilitando cierta amplitud térmica diaria al apagar el foco durante la noche e incluso la esterilla si no desciende lo suficiente. Podemos en ese caso conectar un temporizador horario a sendos aparatos o tan solo al foco. Son muchos los animales de climas áridos que requieren de esa disminución nocturna y de ser necesario, habrá que activar ventiladores o extractores durante la noche (Abajo).

 

Terrario de vidrio con esterilla y percha caliente

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

TERRARIO CON ESTERILLA Y PERCHA CALIENTE: De entre las infinitas combinaciones, esta también es frecuente en biotopos de selva y fauna arborícola. El mismo principio que el descrito anteriormente pero esta vez en terrario de vidrio y ambiente húmedo. Esterilla comandada por termostato. Percha caliente con cable calefactor pues el foco reseca mucho y en el estrato medio de la selva mucha fauna no requiere insolarse (Boas arborícolas, geckos arborícolas, etc…). En este caso la amplitud térmica es muy pequeña y de descender algo la temperatura, podemos optar por temporizar la percha caliente. De tener buena luz (Espectro UVA-b), podría ser un buen terrario para Anolis sp., Iguanas y multitud de fauna común del terrario que sí se insola.

 

Cajón para tortugas con esterilla e IR

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

CAJÓN- TERRARIO DE TORTUGAS TERRESTRES: En los típicos cajones de tortugas y corrales (Que como veremos sirven también para multitud de especies), con frecuencia se utilizan unidades de pantalla caseras que combinan fluorescentes de amplio espectro con focos infrarojos, si hemos de calentar de noche o lámparas dicroicas e incluso de incandescencia para uso diurno. Hemos de prestar mucha atención a la alta temperatura que alcanzan los casquillos de los IR de cara a no perjudicar las pantallas, que deberían estar abiertas superiormente y bien ventiladas. Mejor colgarlos en portalámparas independientes. Una esterilla en el suelo asegura que no se enfríen si no desean insolarse (Competencia por jerarquía) y un cable con rejilla o esterilla (Mejor esterilla) con termostato en la guarida se harán necesarios en el caso de tener pequeñas inmaduras. En estas especies respetar la amplitud térmica diaria es importante cuando proceden de sabanas y estepas pero cuidado con las especies de selva (G. carbonaria, G. denticulata, etc…).

 

Y así nos podríamos pasar toda una vida describiendo montajes… Lo importante de este tema es que nos quede claro que debemos saber muy bien lo que climáticamente necesita nuestro huésped. A tenor de la información obtenida, procederemos a asegurar un clima primero y uno o más puntos microclimáticos después, si proceden claro… Y por último, controlar las diferencias de temperatura día-noche que puedan necesitar. A menos que recurramos a animales de climas templados pues eso supone además, reproducir las estaciones del año con sus diferencias climáticas (Hibernación- estivación).

Todo esto es mucho mas fácil ya puestos en práctica pero requerirá pruebas y un poco de tiempo: El animal es lo último que debemos conseguir, esto para los terrarios es como el ciclado para los acuarios. Otra!: En terrarios, a la hora de realizar los ajustes en climas complejos (Con variaciones diarias, anuales) El tamaño sí que importa (Y mucho…).

 

CLIMATIZAR UN GRAN TERRARIO DESÉRTICO

 

Calefacción gran terrario desértico

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

En el gráfico de la izquierda tenemos un terrario de clima árido de ciertas dimensiones que bien podría alojar a pogonas, clamidosaurios, eumeces, cerastes, Phrinosoma, Crotaphytus y todo aquel bicho desértico que se dé bien en un biotopo rocoso. Disponemos de focos IR radiando sobre las losas más altas, calor seco superior para insolar. Un cable calefactor entre grietas para ofrecer cobijos a diferentes temperaturas. Esterilla en el suelo para que comer o beber no les suponga un resfriado y alguna piedra calefactora (A una altura inferior y cierta distancia de las zonas de insolación. De haber una barrera visual formando parte de la decoración, mejor) para los que ostentan un grado inferior en la “jerarquía” imperante. Cuatro sistemas a elegir o combinables en función de cada caso. Básicamente, conviene que todos y cada uno de los habitantes pueda insolarse, protegerse y alimentarse debidamente sin padecer el temido estrés.

Cabe decir que en muchas instalaciones zoológicas se recurren a ciertas “trampas” a la hora de ahorrar energía. No es preciso calefactar el 100% del volumen de un terrario de varios metros cúbicos cuando podemos ofrecer zonas controladas climáticamente y estudiadas para que los animales se exhiban. En un terrario húmedo esto es impensable o al menos, mucho mas complejo y puede degenerar en enfermedades respiratorias, entre otras, pero cuando se trata de un desierto estricto de HR baja, la cosa cambia. De hecho, si nos imaginamos este mismo terrario multiplicado por seis y manteniendo un grupo reproductor de pogonas, con asegurar unas cuantas zonas de insolación próximas a refugios también climatizados (Uno por animal) sería suficiente y estaríamos ahorrando un 60% de energía al mantener el resto del recinto dentro del márgen mínimo de seguridad de los animales. (Cómo montar un terrario de estos).

 

ALGUNOS APUNTES

 

Generalizando mucho, las tortugas terrestres medianas y grandes, ya sea en terrario, cajón de madera o corral agradecen los focos IR combinados con refugios de lecho caliente (Esterillas). Un suelo frío afecta a Geochelone sulcata, carbonaria, denticulata. Una humedad alta afecta a Geochelone elegans. Testudo horsfieldi, graeca, hermanni y marginata necesitan hibernación (Todas protegidas por CITES).

Los varanos desérticos como V. exanthematicus reciben el calor del mismo modo y agradecen grandes losas calientes.

La mayoría de iguánidos y agámidos disfrutan con piedras calientes siempre que sean de biotopos áridos.

Los geckónidos vinculados al suelo, en cambio, al ser de hábitos nocturnos prefieren una calefacción ambiental a base de cables y esterillas amortiguadas por el sustrato.

Del mismo modo tratamos a las boas y pitones a las que evitaremos poner focos IR a menos que sea fuera del terrario y con una reja adecuada a su fuerza y calculando siempre la longitud de su lengua. (Delicado).

Los geckos diurnos arborícolas admiten todo tipo de calefacción a excepción de los IR a los que tendrían acceso (A menos que el foco esté fuera y el techo sea de rejilla).

Como norma (La mía claro, en esto también hay discrepancias), ninguna serpiente debe ser calentada con infrarrojos (A menos que la protección con mallas sea perfecta y calculando incluso la longitud de la lengua). Al igual que todo saurio arborícola de pequeño tamaño. Proteger excesivamente el foco sin fundirlo por falta de ventilación lo convierte en un “tofor” (Peligroso montaje de bombillas que se usó antiguamente y no vale la pena explicar). Estos ejemplos y otros que irán saliendo durante los montajes nos servirán de referencia aunque para resumir, en un terrario desértico casi siempre podemos usar indistintamente cables y esterillas camuflados o piedras calefactoras de calidad. En muchos casos además perchas calientes. Ante la duda, en materia de ofidios, prescinde de IR.

AMPLITUD TÉRMICA DIARIA EN EL TERRARIO

 

Cronotermostato de dos líneas

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Si queréis, me volvéis a llamar pesado… pero este asunto despierta dudas a mansalva.

Algunos animales desérticos agradecen un descenso nocturno de la temperatura (Heloderma, Uromastix, Cerastes, Erix, etc…). Si no disponemos de una estancia fría en la que instalar el terrario, el asunto se complicará notablemente. En esencia lo que se suele hacer es calefactar fuertemente un terrario en un lugar frío durante el día para desconectar la calefacción durante la noche. Si el terrario es de madera o de gran tamaño, la caída de temperatura será lenta. En ese caso forzaremos ventilación introduciendo aire frío del exterior al interior del tanque. Si es de reducidas dimensiones, puede bastar con un par de macarrones inyectando aire desde un compresor de acuario.

Una ventilación enérgica será necesaria en medianas y grandes instalaciones y se suele recurrir a ventiladores que irán desde los microventiladores de ordenador (Baja tensión, corriente continua, necesitan transformador) hasta los extractores convencionales de cocina. En casos extremos, podemos hacer la aspiración mediante tubo de cocina de extractor desde el exterior de la casa, asistiendo al extractor con un termostato extra que trabaje a la mínima (Dos líneas, conmutado). De cualquier modo, han de ser silenciosos. ¿Pero cómo podemos comandar todo esto?

Hace años necesité automatizar todo lo anteriormente descrito y por aquel entonces tuve que recurrir a dos interruptores horarios que comandaban sendos termostatos que a su vez activaban y desactivaban calefactores y ventiladores respectivamente. Afortunadamente hoy están a la orden del día los cronotermostatos. Son automatismos que comandan simultáneamente equipos de calefacción o aire acondicionado. Actualmente casi todo domicilio con calefacción central doméstica tiene un programador de temperaturas como este. Ajustas la franja horaria y le indicas las temperaturas requeridas a cada hora. Por encima del umbral activa un circuito (Ventilación) y por debajo, activa el otro circuito de calefacción y todo ello respetando las franjas horarias programadas. Los hay que comandan mediante conmutado de sendas líneas y mejor aún, tenemos los que dan varias salidas independientes por si hemos de incorporar en el futuro otros aparatos. En el caso de que la ventilación no sea suficiente porque la estancia no está lo suficientemente fría, podemos comandar equipos de frío. Este es ya un tema complicado y del que hablaremos más adelante. En este caso y como siempre, cuanto más grande sea el tanque más fácil será realizar los ajustes.

Ir a Automatismos>

Ir a Módulos de control>

 

Ir a Dispositivos de calefacción>

Ir a Climatizar acuario>

Ir a Climatizar el acuaterrario>

Estás en Climatizar el terrario

 

Volver a Control del clima<

Suscribete a Zootecnia Domestica

Apuntate a nuestro newsletter y recibe nuestras novedades el primero.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR