El clima (Clima y microclima)

El clima (Clima y microclima)

-”Este es otro de esos temas de vital importancia y que hay que tomarse con calma…”-

 

Bufo refugiado en guarida

© RCG. Zootecnia doméstica. CCBYSA3.0

Raramente encontraremos paseando en pleno día soleado a un Bufo bufo (Sapo común). La insolación directa provoca un exceso de transpiración que le haría deshidratarse. Es por ello que aunque podamos encontrar a esta especie en zonas realmente áridas, durante el día permanecen ocultos allí donde tanto temperatura como humedad le resulten confortables.

De todos los parámetros determinantes en la supervivencia de un animal de terrario, sin duda el mas importante es el control del clima. He insistido hasta aburrir sobre la importancia que tiene la temperatura en el metabolismo de anfibios y reptiles porque la desatención en este sentido es la principal causa de mortandad, seguida del estrés, de los animales cautivos. Excusas como el desconocimiento, la inexperiencia e incluso la economía son hoy por hoy inaceptables en un tiempo en el que la información está al alcance de cualquiera. Tampoco hemos de confiar plenamente y por sistema en las indicaciones de una pajarería en la que tan solo dispongan de tortuguitas de florida (Chrisemys sp.) y alguna iguana común como reptiles y menos aún cuando la respuesta a nuestra pregunta sea la famosa: “Temperatura tropical”. Vayamos al grano.

Pogona vitticeps

© ACG. Zootecnia doméstica. Der. Res.

Dendrobates leucomelas

© ACG. Zootecnia doméstica. Der. Res.

 

 

 

 

 

 

 

En las imágenes, dos extremos que ilustran instalaciones típicas. A la izquierda, cría de Pogona vitticeps insolándose sobre una piedra calefactada con cable en un ambiente seco y a la derecha un Dendrobates leucomelas posando sobre una raíz en un terrario de temperatura homogénea cuya humedad relativa ha provocado la floración espontánea de un hongo.

Los anfibios y reptiles frecuentan casi todo tipo de biotopos con gran variedad de climas. De hecho, encontramos sapos en desiertos en los que llueve una vez cada dos años. Esto no quiere decir que puedan soportarlo todo, sino que han evolucionado progresivamente en un medio como este. Al igual que los peces, tenemos animales cuya tolerancia a las variaciones climáticas es tremenda (Lacerta vivípara) y otras que dejan de alimentarse por una variación de pocos grados o fallecen cuando la temperatura asciende unos 4 o 5 grados de su límite (Euproctus asper). Debemos saber siempre cual es el rango de temperaturas de cada animal y las variaciones tanto diarias como estacionales a las que en su medio natural se ve sometido y además, hemos de ser capaces de reproducirlas en el interior de una caja! Que no cunda el pánico! Veremos que todo esto puede ser tan complejo o sencillo como queramos en función de la especie que estemos tratando.

CLIMA Y MICROCLIMA

 

Cuando hablamos de reptiles, hemos de tener muy clara la diferencia entre estos conceptos.

Biotopo Timon lepidus

© RCG. Zootecnia doméstica. CCBYSA3.0

Dicho groseramente, el clima se estudia generando datos estadísticos ambientales a escala global y se recurre a estaciones instaladas de un modo concreto para tomar las muestras que siempre serán eso, ambientales.

El microclima (Y seguiremos siendo groseros) se estudia en zonas delimitadas y puntuales que en este caso que nos ocupa son tan concretas como una rama, una piedra, la temperatura del agua de un bebedero o zona acuática, la de un cobijo, agujero o nido, etc…

Porque, si estamos en una pradera asoleada y sostenemos un termómetro en nuestras manos a un metro de altura, haciéndole sombra y leemos 23ºC, la lagartija que nos interesa está tomando el sol a tan solo un metro de nosotros sobre una piedra que está radiando unos 38ºC. Este ejemplo no es ninguna exageración, sino de lo más común. Por el contrario, en el interior de una selva tropical húmeda las variaciones son pequeñas a lo largo de todo el día e incluso todo el año.

En la imagen, biotopo típico de Timon lepidus (Lagarto ocelado). En un mismo momento encontraremos diferencias térmicas notables entre el suelo desnudo o cubierto por vegetación, la parte superior e inferior de la piedra e incluso el interior del bosque que vemos detrás.

HUMEDAD RELATIVA (HR)

 

Hasta ahora solo hemos hablado de temperaturas pero ¿Qué hay del agua? Tenemos animales que viven toda su vida en una nube de humedad saturada en lugares en los que llueve todos los días o casi, del año como los Tepuis venezolanos. Y otros que viven en lugares en los que no llueve casi nunca y sobreviven del rocío (Desierto del Namib). Como podemos apreciar, aquí hay tema para toda una vida así que voy a ser todo lo concreto que pueda. En reglas generales, la mayoría de especies se acomodan en base a cuatro o cinco climas generales y es en los microclimas del terrario donde acabamos de precisar o ajustar parámetros dentro de sus rangos de tolerancia. Es por eso que insistimos tanto en la necesidad de proporcionar variaciones térmicas dentro de un mismo habitáculo y eso nos lleva a una reflexión inmediata: Las dimensiones de un terrario son determinantes (Otra regla de oro). Será muy difícil conseguir una variación de 5ºC de un extremo al otro de un terrario de madera de unos 60 litros (O imposible…) a menos que recurramos a un complejo y engorroso despliegue técnico (Termostatos que comandan ventiladores, etc…). Es siempre mucho más fácil si montamos una instalación de 180 litros y la calefactamos de forma estudiada. Sin embargo en lo concerniente a la humedad relativa, no tenemos la posibilidad de crear zonas más húmedas que otras salvo en grandes terrarios (Muy grandes…). Por tanto, conviene conocer el rango de tolerancia y adecuar la instalación. Se mide con higrómetro y ya explicaremos a fondo cómo controlar este parámetro.

PROBLEMAS COMUNES

 

Agámido ventilando

© ACG. Zootecnia doméstica. Der. Res.

Las imprecisiones en este sentido provocan problemas típicos que con la experiencia y algo de observación iremos detectando a tiempo, valgan como ejemplo:

Lagarto o serpiente con la boca permanentemente abierta en la zona más fresca del terrario, estado de nerviosismo que provoca carreras sin motivo aparente: puede ser exceso de temperatura.

Por el contrario, se muestran inapetentes, de movimientos lentos, saurios con las patas flexionadas y apoyando la barriga en el suelo en el lugar más caliente del terrario, puede ser defecto de temperatura.

Serpientes y lagartos mudan mal, desprendiendo la piel en pequeños trozos y quedando restos en los ojos de los ofidios, ranas que permanecen constantemente en el agua, puede ser debido a una humedad relativa baja.

Un exceso de humedad provoca en lagartos y serpientes entumecimiento aunque la temperatura sea correcta e incluso, a medio plazo, problemas respiratorios que se manifiestan en ofidios y saurios por una respiración profunda y arrítmica y en las tortugas por una flotabilidad incorrecta, ladeada. Son solo algunos síntomas generales que iremos conociendo poco a poco.

AMPLITUD TÉRMICA

 

Agama sp.

© Chris Huh. CCBYSA3.0

Otro concepto que tiene su importancia y que aparece en la mayoría de climas desérticos es la amplitud térmica diaria. Dicho de otra manera, la diferencia de temperatura dia-noche. Es notable en climas continentales y medios áridos y puede llegar a los 30-40ºC en casos extremos aunque a nivel microclimático los animales lo resuelven con estrategias como enterrarse, cobijarse en nidos o bajo piedras radiantes, etc…Conozco pocos casos en los que debamos respetar tamaña amplitud pero los hay. Generalmente recurrimos a la desconexión nocturna de los sistemas de calefacción y, a veces, añadiendo ventilación forzada o refrigeración. Ya hablaremos… (O hablamos, pero vuelve que esto es importante). Por el contrario, multitud de animales habitantes de los bosques tropicales o medios acuáticos apenas padecen una amplitud de pocos grados lo cual nos facilita mucho las cosas. Y por último tenemos la amplitud térmica anual, que no es otra cosa que las diferencias de temperatura en función de las estaciones del año que no tienen porque ser tal y como las conocemos en las zonas templadas de Europa (Veranos cálidos-inviernos fríos) sino que a menudo consisten en estaciones lluviosas en las que la temperatura varía tan solo unos pocos grados. En la imagen un agama “tostándose” tras pasar una noche gélida en su cobijo. (Precioso animal! Ese formidable aspecto solo lo ostentan los machos dominantes y ya calientes. En la tienda son marrones pero en casa, casi siempre también!. Foto: Chris Huh. DP).

HIBERNACIÓN – ESTIVACIÓN

 

ico hibernacionico estivacion Bien, estas diferencias estacionales que hemos citado forman parte importante del ritmo metabólico de los animales y con mucha frecuencia determinan procesos como la aparición del celo, hibernación, estivación, etc… y son de gran importancia a la hora de reproducir nuestros animales demostrándose incluso que afectan positivamente a la longevidad de éstos. Aprovecho este momento para hacer algunas aseveraciones: Reproducir en terrario una entrada del monzón es muy fácil, casi tanto como “regar” y reajustar termostatos, pero hacer hibernar a nuestros animales es una tarea compleja que no está exenta de riesgos y generalmente supone el uso de neveras, refrigeradores de agua o equipos de aire acondicionado. Debo avisar que todo esto requiere cierta experiencia y es totalmente desaconsejable para los que empiezan. No os compliquéis la vida con fauna de climas templados porque, además de estar en muchos casos protegida por la ley, merece un trato respetuoso. Existen en el mercado multitud de especies tropicales y subtropicales interesantes a un precio cada vez mas económico y en muchos casos, nacidas en cautividad (Hay ejemplos en cantidad que incluyen a la mayoría de animales de terrario conocidos: Iguanas, camaleones, falsas corales, geckos, y un larguisimo etcétera).

En materia de hibernación, son varios los sistemas a seguir reflejados en la bibliografía. En mi caso siempre tuve suficiente con trasladar los terrarios a habitaciones frías o almacenes en los que el clima de la zona ya proporcionaba las condiciones. Muchos aficionados instalan a los animales tras una reducción paulatina de temperatura y fotoperíodo en transportines o recipientes plásticos de tipo hermético pero perforados y llenos de paja en el caso de los ofidios y saurios o de musgos húmedos y turbas para los anfibios. Estas cajas de hibernación pueden ubicarse en un lugar oscuro y ventilado de una habitación fría y dotados de un mini bebedero que revisaremos. En caso de carecer del clima adecuado, muchos optan por la nevera. Aquí es importante tener en cuenta un control de la temperatura exhaustivo que pasa por el buen funcionamiento del termostato de la nevera, la instalación de un termómetro digital exterior con sonda en el interior del habitáculo y de ser posible con alarma de mínima ajustable. Asimismo, la nevera deberá abrirse casi a diario para ventilar o forzar una mínima ventilación mediante un compresor de acuario regulado con un flujo muy suave y temporizado. También deberemos abrir las cajas regularmente para observar que todo es correcto y en largas hibernaciones, pesar una vez al mes al animal con báscula de precisión y en el interior de la misma nevera con la mayor brevedad posible. Algunos criadores de anfibios los introducen con musgos en bolsas de congelación perforadas pero yo jamás lo intenté. Importante: En condiciones naturales, la hibernación comporta riesgos y acostumbra a ser la estación que mayor mortandad produce. La selección natural está presente en este delicado ciclo anual. Aún en las mejores condiciones simuladas deberemos asumirlo. Un animal semi hibernado mantiene su metabolismo activo, consumiendo rápidamente unas reservas que no repone. En estado letárgico, los animales no pasean mas que puntualmente. No buscan alimento ni puntos de fuga. O reducimos aún mas la temperatura, o los acabamos de despertar gradualmente. No hacerlo puede tener consecuencias trágicas.

La estivación es también un fenómeno temporal producido por una estación seca muy marcada en la que las altas temperaturas y la ausencia de precipitaciones esquilma la oferta alimentaria. Hay animales “estivadores” estrictos porque así lo determina su clima regular e invariablemente y los hay “circunstanciales” que simplemente se adaptan a la precariedad puntual de una temporada especialmente seca. En el caso de los primeros la estivación puede preceder a la aparición del celo con la llegada de las lluvias y en el caso de los otros no es mas que una adversidad ocasional que no hace mas que complicarles la vida. Como siempre, a informarse. Reproducir las condiciones de estivación no tiene complejidad alguna siempre y cuando conozcamos los parámetros de temperatura y humedad y subamos termostatos, dejemos de pulverizar o fomentemos una ventilación de aire seco precalentado, etc…

INVERSIÓN ESTACIONAL

 

Algunos criadores avanzados e investigadores deciden invertir las estaciones en aras de una mejor comercialización o por motivos de interés científico. La eclosión de los huevos de la mayoría de colúbridos de climas templados se produce a finales de verano o principios de otoño saturando el mercado de crías nacidas simultáneamente en terrarios de todo el mundo. Aquel que hiberna en verano y calienta en invierno dotará a mayoristas y distribuidores de ejemplares fuera de temporada cuando la demanda ya comienza a ser alta eso sí, con mayores costes. A aplicarse el cuento…

DE DÓNDE PROCEDERÁ EL CALOR EN UN TERRARIO?

 

Es conveniente fijarse en estos pequeños iconos que irán apareciendo en los próximos temas relacionados. Este es un asunto complejo y lo vamos a ir simplificando en lo posible. IMPORTANTE: Los siguientes iconos hacen referencia al tipo de calor y no necesariamente al elemento calefactor. Una esterilla que cubra el 70% de la superficie del terrario emitirá calor ambiental. La misma esterilla cubriendo un 7% de la superficie de un gran terrario, emitirá calor localizado (Microclimático) a nivel de suelo (Ya hablaremos):

 

ico calor ambiental-CALOR AMBIENTAL: No procede de un punto concreto. La temperatura global y homogénea del terrario se mantiene dentro de unos parámetros (Clima) muy estables. Se da en lugares muy específicos como el interior de bosques, selvas tropicales húmedas, cuevas, subsuelo o medio estrictamente acuático. Apenas hay amplitud térmica y no se manifiesta la necesidad de crear gradiente térmico destacable (Diferentes temperaturas) dentro del mismo habitáculo.

 

ico radiacion solar-RADIACIÓN SOLAR: Fuerte impacto térmico superior. El calor procede directamente de la luz solar. Puede hacerlo en un claro de bosque, selva, en la orilla de un río o lago o en una estepa, pradera o desierto pero siempre desde el cénit (Vertical geométrica. Desde arriba). El medio puede ser relativamente frío pero existe una radiación solar que impacta superiormente y siempre está asociada con una alta luminosidad porque el origen siempre es el sol.

 

ico piedra calefactoraico percha caliente-CALOR LOCAL (MICROCLIMÁTICO): Punto de calor contrastado, ya sea por refracción de una piedra, tronco o zona de sustrato expuestos al sol. Contrasta térmicamente con el resto del recinto o zona. Incluso de noche, puede ser hasta una cavidad en el suelo o entre piedras que conserva todavía la temperatura diurna.

 

EN RESUMEN:

Ahora ya y antes de pasar a la práctica, nos deberían quedar claros los siguientes conceptos relacionados de aplicación en este trabajo, pues no corresponden todo lo que debieran con el rigor académico (Sí, ya lo sé, llamadme pesado pero es la única manera de comprender todo lo que a continuación desarrollaremos):

Calor climático= Calor ambiental

Calor microclimático= Calor localizado (Zonas puntuales de control independiente).

Del mismo modo se tratarán otros parámetros como la humedad relativa, impacto solar, etc…

Aquí dejaremos esta introducción centrada en la teoría acerca del clima en el terrario. Es bien poca información comparada con las seis páginas que me he visto obligado a redactar sobre su puesta en práctica. Este tema está íntimamente relacionado con “Control del clima“.

 

Ir a El hábitat (Biotopos)>

Ir a El suelo>

Estás en El clima (Clima y microclima)

Ir a La luz>

Suscribete a Zootecnia Domestica

Apuntate a nuestro newsletter y recibe nuestras novedades el primero.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR