Filtro cascada, mochila

Filtro cascada, panorámica

Filtro cascada, mochila

 

Filtro mochila

© Zootecnia doméstica. Der. Res

El filtro de cascada, mochila actualmente es el resultado de una larga evolución que comenzó hace unos treinta años con los filtros de mochila asistidos por aire, que eran ruidosos, salpicaban mucho y de caudal irregular. Aún así este sistema se reveló como muy efectivo aunque engorroso. Hoy en día el filtro de mochila ha superado todos aquellos problemas excepto los derivados de su ubicación. Es un filtro exterior que no ocupa espacio en el tanque. Oxigena como ninguno y nos permite usar todo tipo de materias filtrantes. Los buenos son asombrosamente silenciosos y han calculado la rampa de caída para ofrecer la máxima oxigenación con el mínimo ruido. Se fabrican de gran tamaño aunque su uso en tanques de más de 200 litros no ofreció tan buenos resultados.

Si somos despistados y no mantenemos el filtro, con el tiempo puede producir goteos fruto del compactado de los materiales. Si dejamos evaporar en exceso el agua del tanque el nivel descenderá y en caso de apagón eléctrico podría descebarse totalmente quemándose el motor cuando volviese la luz. Otro inconveniente es que la caída del agua queda próxima a la aspiración. Con todo, es un filtro excelente a un precio razonable que he tenido funcionando durante quince años sin problemas.

Para ponerlo en funcionamiento, sólo hemos de llenarlo con agua del acuario y enchufarlo. La mayoría son de caudal regulable e incluso el mejor de ellos ha sido calculado para realizar una doble filtración con la mitad de caudal al derivar en la salida de la bomba el flujo en espiral. Esto permite un filtrado completo con la mínima turbulencia en el acuario, eso sí, en detrimento de la oxigenación e ideal para alimentar a los peces o sacar adelante diminutos alevines.

Filtro cascada, mochila

© Zootecnia doméstica. Der. Res

Observa el complejo circuito que realiza el agua en el interior de un filtro de cascada. Asciende por el sifón gracias a la succión de la bomba que deriva el flujo lateralmente estrellándolo contra las paredes de una cesta perforada que difunde el agua a lo largo de la superficie de las materias filtrantes que son atravesadas lateralmente y de abajo a arriba para decantar, finalmente, por la cascada superior. Toda una muestra de ingenio que merece ser comentada.

 

Mantenimiento impulsor filtro cascada

© Zootecnia doméstica. Der. Res

El mantenimiento de la bomba es el mismo de cualquier centrífuga aunque su forma y disposición variará en función del modelo.

 

 

 

Con este filtro hemos criado con éxito muchas especies de cíclidos “pinchando” la alcachofa de aspiración en un bloque de foamex para que no arrastre los alevines. Son robustos y su mantenimiento es el más sencillo de entre todos los sistemas. Quizás peque de poco volumen de soporte bacteriano pero mantiene el agua cristalina. Pese a funcionar con sifón, casi todos ellos son autocebantes. Son pocas las desventajas que presenta pero dignas de tener en cuenta.

 

Al ir colgado de la pared del acuario, tendremos que vigilar si disponemos de espacio lateral o trasero para ubicarlo y tener en cuenta que se mantenga accesible desde arriba. A menudo entra en conflicto con la pantalla luminaria si lo instalamos lateralmente. Debemos realizar complejos cortes en las tapas para colocarlo. En los acuarios tipo “bio” cuyas tapas son bandejas de plástico termoconformado su instalación puede plantear verdaderos problemas.

 

La recirculación con un filtro de mochila

El filtro de mochila presenta la particularidad de retornar el agua en el mismo punto donde la capta pero además con muy poca presión y por tanto con un flujo no direccionable. Para colmo no permiten prolongar su salida hacia un punto determinado del tanque. En este aspecto y salvo por disponer de caudales más elevados vendría a tener la misma aplicación que los anteriores y en sistemas lóticos lentos o ya lénticos pues promueven la agitación y movimiento del agua tan solo allí donde se encuentran.

Con todo, aunque no promuevan corrientes rápidas, disponen de buen caudal y se han convertido en un buen sistema en acuarios comunitarios o específicos de biotopos lóticos de bajo caudal. Son muchísimos los biotopos de estas características y a ellos pertenecen multitud de especies de acuario comunes como los cíclidos enanos, pecílidos, carácidos (“Tetras sudamericanos”), gobios y demás especies de los cursos medios y bajos de los ríos así como de biotopos lénticos no exigentes.

Es por tanto un sistema funcional que permite varias configuraciones siempre y cuando tengamos presente su correcta instalación, vamos a ello:

Léntico:

Recirculación filtro cascada, léntica

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Recirculación filtro cascada, léntica

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Lótico lento:

Recirculación filtro mochila, lótica lenta

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Recirculación completa filtro cascada, lótico lento

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Lótico lento, flujo turbulento:

Recirculación filtro cascada, lótico medio

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Recirculación completa filtro cascada, lótico medio

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Comprar un filtro de cascada

Comprar un filtro de mochila es muy sencillo.

NombreFotoValoraciónPrecio
Filtro BPS 190L/h4 Star Rating
Filtro Mantovani4.2 Star Rating

Filtro BPS 350L/h4.3 Star Rating

Volver a Filtrado<

Suscribete a Zootecnia Domestica

Apuntate a nuestro newsletter y recibe nuestras novedades el primero.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR