Lluvia artificial

© Zootecnia doméstica. Der. Res

© Zootecnia doméstica. Der. Res

(En obras: Sistemas de alta presión y nebulizadores. Dispones de imágenes? Serían de mucha utilidad)

Adrian Benko. CCBYSA3.0

 

Lluvia artificial en el terrario

EL CONTROL DE LA HUMEDAD, LLUVIA ARTIFICIAL EN UN GRAN TERRARIO

 

ico terrario lluvia

Gran acuaterrario

© ACG. Zootecnia doméstica. Der. Res

Ya hemos visto que en numerosas ocasiones emular un clima lluvioso como el amazónico o los monzones está a la orden del día, porque son muchas las especies que de allí proceden. Recrear un chaparrón en un terrario de pequeño tamaño es algo tan sencillo como pulverizar. Aunque sea una rutina diaria, supone un minuto. Han aparecido en el mercado pequeños dispositivos con depósito y accesorios de reparto y difusión de lluvia para pequeños y medianos terrarios que yo no he usado nunca y de los que no puedo opinar.

Cuando se trata de provocar una tormenta diaria en una instalación de grandes dimensiones, la tarea puede llegar a ser considerable. Recuerdo que todas las tardes llegaba la hora de pulverizar en nuestras instalaciones y la rutina raramente bajaba de una hora. Era en el mayor de los terrarios tropicales húmedos (Derecha) donde había que recargar el pulverizador unas cuantas veces hasta llegar a los cerca de 20 litros rociados.

Es en estos casos cuando uno se ve obligado a recurrir de nuevo a los automatismos. A continuación describiremos como simular la lluvia en un gran terrario. Este montaje es exclusivo de los grandes recintos que en el caso de colecciones privadas, acostumbra a consisitir en un cerramiento de aluminio que divide parte de una estancia. Dado que poca gente puede permitírselo, seré lo mas concreto que pueda.

A saber, necesitamos instalar un riego automático en el interior de una casa. Primera consideración: Todo el terrario deberá estar construido sobre una tarima o falso suelo que lo separe del suelo de la casa. Todas las paredes deberán ser impermeabilizadas con láminas de pvc, tela asfáltica (Fue nuestro caso), o similar para posteriormente ser tratadas junto con el suelo del terrario con una capa de al menos 1mm de resina epoxy (Unas 4 o 5 manos). Hacer especial hincapié en el tratamiento de la cubeta o base del terrario y todas las aristas (Esquinas) del mismo. Hemos de tener la certeza de poder convertirlo en un estanque sin que pierda una gota de agua con lo que habrá que reforzar estructuralmente el suelo del terrario.

 

Cánulas y válvulas de drenaje

© Zootecnia doméstica. Der. Res

Hecho esto, taladramos el suelo y pasamos una cánula pasamuros (Izq. 1) a la que, exteriormente, instalaremos una válvula o grifo de PVC (Izq. 2). Será el rebosador del drenaje y deberá colocarse en el punto mas bajo del suelo, si lo hay. Habrá que adecuar un desagüe de evacuación de agua excedente o un recipiente considerable que nos permita cierta autonomía. Para finalizar la impermeabilización del recinto, podemos pintar todo con pintura epoxídica. Dejar secar y limpiar con estireno. Dejar evaporar y limpiar con alcohol. Dejar evaporar y lavar con agua y jabón (Lavavajillas). Aclarar repetidas veces con agua corriente hasta la saciedad y de ese modo, comprobar la estanqueidad del montaje.  En la zona interna del pasamuros (Dentro del terrario), habrá que montar una alcachofa (Reja, malla) que deberá ser de forma cúbica  que no dejará pasar el sustrato y sí el agua, sin atascar el orificio de paso. Toda esta alcachofa o colector irá cubierto de arlita o lava volcánica y nunca estará en contacto directo con el sustrato. La totalidad del suelo del terrario deberá ser cubierta con arlita o lava con una capa de no menos de 4cm de espesor. Directamente encima irá la malla que puede ser de metal galvanizado o plástico resistente y con una luz (Tamaño del cuadro) de máximo 5mm. Unas piedras o ladrillos provisionales la mantendrán en su sitio mientras vayamos echando el sustrato definitivo. En esencia, hemos asegurado un correctísimo drenaje que permitiría echar cubos de agua y recogerlos eso sí mas tarde, por el desagüe. La cánula pasamuros debe practicarse en una zona accesible y que no quedará obstaculizada por la decoración para futuras revisiones o eventuales intervenciones (Taponamiento).  (Cómo montar un terrario de estos).

 

Esquema riego automático

© Zootecnia doméstica. Der. Res

Menos mal que quiero ser breve! Por fin, pasamos a describir el montaje del riego. Partimos de una toma de agua de red (A) a la que conectamos un programador de riego (B) en el que aconsejo no escatimar en el precio. Al programador le conectamos el reductor de presión (C), que por medio de una reducción de microtubo a tubo (D), conectaremos al filtro (E). De la salida del filtro ya intercalamos una llave de microtubo y empezamos a montar los accesorios (F). El gráfico, mas esquemático que otra cosa, nos debe dar una idea del orden en que va todo. Es evidente que hay muchas marcas y modelos que pueden diferir en mucho a lo que aquí vemos pero lo importante es que todas se rigen por el mismo procedimiento y ahí es donde hago hincapié. El filtro que aquí vemos es un típico filtro exterior de acuario y deberá ser de la medida mas pequeña que encontremos porque un exceso de materia filtrante nos alterará peligrosamente la presión de salida. (Puede ser mas adecuado un filtro de etapa convencional adaptado mediante los racors necesarios). De pasarnos en volumen, los sprinklers no alcanzarían el diámetro de nebulizado que esperamos. Si el agua de red es blanda y está poco clorada podemos prescindir de tratamiento. Si es dura y contiene cloro en cierta dosis, utilizaremos el filtro para adecuarla. El orden de paso del agua en el filtro es: 1º- Resinas descalcificadoras de intercambio iónico en malla fina (Media o panty) 60%. 2º- Carbón activo clase gas de primera calidad en malla fina (Media o panty) 25%. 3º- Lana de perlón fina en abundancia pero sin compactar (Para retener cualquier fuga de material) 15%. Los pulverizadores, goteros y demás accesorios se obturan con extrema facilidad. Hay que montar muy bien el filtro!.

 

Esquema higrostato y electroválvula

© Zootecnia doméstica. Der. Res

Esquema de los automatismos que intervendrían en este montaje de tratarse de un gran terrario. Partimos de la red eléctrica que alimenta un higrostato. Sendas líneas comandadas, una a la baja en los smookers y/o la electroválvula que alimenta el riego automático.

La otra línea a la alta, alimenta el o los ventiladores que en este caso serían extractores como los de cocina. La sonda debe instalarse estratégicamente y debemos prestar especial atención a una correcta maniobra del circuito de agua de red comandado por la electroválvula. Un error en el sistema dejaría al riego automático trabajando indefinidamente. Es preferible hacer uso de una electroválvula temporizada (Independientemente) que cierre en posición de reposo con limitador de tiempo de trabajo. No está de más colocar en el suelo de la estancia (Fuera del terrario y bajo el mismo) un sensor de conductividad con alarma que detecte un eventual escape de agua.

 

Accesorios riego

© Zootecnia doméstica. Der. Res

Accesorios típicos de un riego automático: A- Llave de paso tubo. B- Reducción tubo a microtubo. C- Codo. D- Manguito unión. E- Derivación en “T”. F- Cruceta. G- Gotero autoregulado. H- Gotero regulable. I- Llave de paso microtubo. J- Rociador o “Sprinkler”. K- Piqueta soporte microtubo. Y llegados a este punto, poco mas que decir. Construimos una red de microtubo que entra en el terrario y distribuimos los accesorios como veamos oportuno. Los nebulizadores y aspersores se instalan en el techo del terrario y siempre por debajo de todo cable, pantalla, foco y demás aparellaje eléctrico. Si es necesario usar goteros en grandes plantas los podemos distribuir camuflándolos entre la vegetación pero de haber animales corpulentos, durarán poco tiempo en su sitio. En ese caso pueden instalarse en el techo controlando que nada entorpezca la caida.

 

Si debido a la longitud del circuito observamos una disminución del caudal en los últimos “sprinklers” deberemos hacer un retorno en microtubo en forma de anillo. Debo decir que cuando un foco IR o lámpara de incandescencia ya calientes y trabajando reciben el impacto directo de una gota de agua fresca, acostumbran a estallar o averiarse. Es un accidente típico cuando rociamos manualmente y que en este caso es muy fácil de prevenir. A la hora de emular una tormenta en un terrario de pluviselva, es muy efectivo activar los sprinklers primero para una vez desconectados poner en marcha el smooker. La atmósfera creada así sorprende a cualquiera que lo ve por primera vez. Pudimos comprobar como los dragones de agua e Hydrosaurus sp. se volvían especialmente activos tras un pulverizado y nebulizado. Suerte!

Componentes riego automático

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

 

Y por fin acabamos el último tema sobre el control de parámetros climáticos en el terrario. Bastante extenso, algo complejo y causa muy frecuente de consultas. Espero que todo este tostón al menos os haya dejado una idea más clara de la que teníais antes de entrar.

 

Ir a Humidificación del terrario>

Estás en Lluvia artificial

 

Volver a Control del clima<

Suscribete a Zootecnia Domestica

Apuntate a nuestro newsletter y recibe nuestras novedades el primero.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR