Madera

Terrario madera, panorámica

Madera

 

Recurriremos a la madera en numerosas ocasiones a lo largo de este trabajo y su mayor aplicación se dará en la construcción de terrarios. No voy a explicar aquí como se trabaja la madera, entre otras cosas porque no se del tema mas que cualquier hijo de vecino pero me he visto obligado a incluirla en el apartado “taller” para de ese modo poder hacer algunas aseveraciones interesantes que nos pueden ahorrar algún disgusto.

 

Seré muy breve. El montaje de un terrario de madera comienza por un correcto diseño previo que nos de una idea de como van a imbricarse las diferentes piezas y de ese modo tener claro tanto el despiece como sus medidas. El ejemplo que voy a poner no puede ser más típico: Terrario de madera de puertas correderas frontales y de unos 60 litros de volumen.

Lo primero a tener en cuenta es el tipo de madera que debemos usar. Quedan descartados los aglomerados porque se hinchan con la humedad del simple vuelco de un bebedero si el agua llega a las juntas. Tampoco inspiran confianza las melaminas que pueden entrar en contacto con fuentes de calor y desprender gases indeseados. Seguro que hay unas cuantas maderas adecuadas, pero nosotros siempre usamos laminados de okume fenólico marino de dos o tres centímetros de espesor con resultados óptimos. El laminado es un tablero de unas cinco láminas dispuestas con las vetas perpendiculares para dar mayor consistencia y encoladas entre ellas. Es un material muy común y fácil de encontrar. Si en tu familia tienes un carpintero, seguro que te aportará múltiples alternativas pero nosotros sólo trataremos aquello que hayamos probado satisfactoriamente. Tenemos el despiece anotado y lo encargamos en la carpintería o nos lo cortamos nosotros mismos con una sierra circular o, si no hay más remedio, una sierra de calar con sumo cuidado de fijar regles para un corte correcto. Las perforaciones de los tableros para ventilación sí que se deberán hacer con sierra de calar taladrando previamente con una broca de madera para poder pasar la caladora después.

Terrario madera, despiece

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

 

En este caso, el despiece consta de seis tablas y si observas el gráfico: Suelo o base, laterales y trasero. Frontal inferior con orificios de ventilación y listón superior. Techo con orificios de ventilación en el supuesto de instalar la luz en el interior pues de no ser así el techo constará de dos piezas dejando la abertura justa de la pantalla de iluminación que apoyará directamente sobre éste. Además necesitaremos dos guías correderas “C”. Dos o cuatro rejillas “R” y los dos vidrios “V” que harán de puertas provistos del omnipresente cierre y que aconsejo no cortar o encargar hasta terminar el mueble.

Terrario madera, montaje

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

 

Aquí hemos montado todo sobre la base: Se ajusta la pieza en su lugar, se practican dos o más agujeros con una broca de calibre inferior al tornillo. Se aplica cola de impacto a ambas superficies en contacto con mucha mesura para que no sobre al atornillar. Si sobresale cola al atornillar se deja secar y se extrae el sobrante con un formón o cuchilla. Así fijaremos sobre la base los laterales, el trasero y el frontal. Posteriormente hacemos lo mismo con la tapa o tapas. Antes de proseguir el montaje se lija todo el conjunto, se retira el exceso de cola minuciosamente, y preparamos el barnizado. Este punto es importantísimo, tanto que me obliga a hacer una excepción en mi negativa a publicitar marcas comerciales. Estando bien lijado el conjunto llega el momento de barnizar o pintar. Hay quien pinta la madera con pintura plástica pero nosotros nunca lo hicimos por temor a los posibles restos en forma de aceites o gases. Siempre usamos barniz de embarcación por ser terriblemente resistente a la humedad y demostrarse con el tiempo que, bien lavado y limpiado con papel de celulosa humedecido con alcohol (Una vez seca la última capa), jamás nos dio problemas incluso tratándose de geckos arborícolas (Aunque sería mucho más apropiado el vidrio) que beben lamiendo toda superficie que se tercie.

En nuestro caso concreto, utilizamos la marca “Titán” y su producto “Yate”. Se deben dar unas cuantas capas y lijar entre ellas cada vez para conseguir un espesor prudencial. La zona de la “cubeta” es decir el suelo y los primeros veinte centímetros de altura de las cuatro paredes debe barnizarse unas cinco o seis veces como mínimo esmerándose en las aristas de modo que el vuelco de un bebedero jamás llegue a la madera.

Terrario montado

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

 

Laminado okume, detalle

© RCG. Zootecnia doméstica. CCBYSA3.0

También convienen varias capas en el exterior del mueble y sobretodo en los intersticios (Huecos) de las rejillas. La razón es sencilla: En caso de plaga de ácaros debemos de tener la certeza de que no quede una sola zona porosa en la que se cobijen estos o, peor aún, los restos de desinfectante o insecticida utilizado. Para resumir, un terrario de madera se debe poder lavar íntegramente cuantas veces sea necesario sin que ello perjudique a la madera. Acabando el mueble ya tenemos listo lo más difícil y entretenido. Ahora siliconaremos las rejillas y las correderas con silicona especial para ello. Clavar una corredera es realmente complejo. Ocultar la cabeza de las puntas es difícil y de no hacerlo bien los vidrios se atascarán llegando incluso a desportillarse. Colocamos los vidrios y su cierre o mejor aún, tomamos la medida y los encargamos o compramos y los montamos.

 

Es mucho más sencillo montar un terrario de madera que de vidrio pero probablemente sea más laborioso. Las ventilaciones son fundamentales en el terrario. Dependiendo del animal que albergue podríamos limitarnos a practicar taladros en la parte baja de los laterales y la trasera del techo. Si queremos hacer las cosas bien y no preocuparnos del uso que daremos en el futuro al terrario, lo mejor es hacer uso de rejillas. En este caso, hemos puesto rejillas antidrosófila. Imagen, detalle del acabado de un montaje con tablero fenólico marino. Rellenado con resina epoxy con carga de serrín y atornillado. El lijado aquí lo hicimos con lijadora, claro…

 

Abajo, esquema de como se introducen las puertas correderas en las guías:

Montaje vidrios

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

 

Y para terminar, acabados de un terrario de madera (Una excusa como otra para subir unos renders que quedaron resultones…):

Terrario acabados

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Terrario acabados

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

 

 

 

 

 

 

 

 

Y hasta aquí el “minitema” que trata de la construcción de un terrario de madera.

 

Volver a Taller<

Suscribete a Zootecnia Domestica

Apuntate a nuestro newsletter y recibe nuestras novedades el primero.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR