Vidrio

Generalidades

 

El vidrio se obtiene de fundir y depurar arenas de sílice a altas temperaturas. No voy a explicar para qué sirve pero sí el porqué de su uso en nuestra actividad. Aunque es muy pesado, desde siempre se ha utilizado para construir acuarios y terrarios por su inocuidad e insolubilidad. El vidrio no desprende en contacto con el agua o el aire ningún elemento o compuesto nocivo y no es soluble en el agua. Un vidrio moderno prácticamente no desvirtúa la imagen del interior de un receptáculo. Se sella con gran facilidad y su superficie, extremadamente lisa, se limpia completamente. Si se cuida, mantendrá su transparencia toda la vida (La nuestra, pues es un fluido en constante deformación…).

Es un material muy duro y por tanto, muy frágil. Existen muchos tipos de vidrio no sólo por su composición sino por sus múltiples manufacturas. En nuestro caso utilizamos vidrios convencionales transparentes, es decir, sin tintar y no securizados aunque como veremos, en algunos casos necesitaremos construir dobles vidrios con cámara de vacío por cuestiones de aislamiento, vulgarmente conocidos como “Climalit” que es una marca registrada.

En este apartado explicaré un simple método para manejar este material a nivel doméstico de modo que sin grandes pretensiones, podamos construir nuestros propios montajes de un modo sencillo aunque rudimentario. No me cabe ninguna duda de que si un profesional del vidrio ojea estas páginas se desternillará de risa pero es una alternativa plausible a la negativa generalizada de los cristaleros a aceptar este tipo de encargos. La ventaja de hacértelo tú mismo radica en el posible aprovechamiento de viejas ventanas o planchas de buen tamaño que puedas conseguir, abaratando en mucho los costes de tu montaje y siempre que los espesores sean los adecuados.

No es fácil hacerse de vidrios de 8mm para construirte un gran acuario. Si después de ojear esta página se te antoja una tarea complicada, siempre tendrás la opción de encargar los vidrios ya cortados y con los cantos pulidos para ya en casa, proceder al sellado. Ten cuidado, construir así un acuario estándar casi siempre es mas caro que comprarlo.

Materiales y útiles

 

Pistola silicona

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Lo primero que vas a necesitar es un lugar de trabajo. En una casa, resultan ideales una buena mesa, que debe ser sólida, y una vieja manta aunque sea de las usadas para mudanzas y tranportes que nunca más será utilizada para dormir. Deberás hacerte con un lápiz de cera o rotulador permanente para tomar medidas. Una cinta métrica en condiciones. Una escuadra de buen tamaño. Un pequeño recipiente con aceite lubricante para metales. Algo de lija de agua muy fina, alcohol etílico o sanitario y un buen regle, peferiblemente metálico (Un perfil de aluminio puede servir). Será muy interesante que te hagas con unos cristales inutilizables de cierto tamaño para practicar. Si tienes posibilidad, consigue una cámara vieja de bicicleta. Naturalmente, necesitarás una pistola de siliconar (Ver gráfico) con un cartucho de silicona especial para vidrio. Mucho cuidado con este tema. Hoy se fabrican siliconas específicas para todo tipo de materiales. Nosotros principalmente usaremos adhesivo vidrio-vidrio del color que queramos pero sin sustancias fungicidas (Antimoho) que podrían resultar tóxicas. También es muy útil la silicona vidrio-plástico, de una viscosidad diferente pero necesaria para pegar cantoneras plásticas, portaestantes, etc… pero sólo en esos casos. Si utilizas la silicona de vidrio para pegar estos accesorios, en poco tiempo la zona en contacto con el plástico se desprenderá.

 

 

Diamante cortavidrio

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Por último, la herramienta principal para el corte: El diamante o cortavidrios. Existen muchos tipos, calidades y precios pero en nuestro caso al igual que la pistola, no tienen sentido grandes despilfarros. Un diamante como el de la figura es barato y lo suficientemente eficaz para cortar algunos cristales de vez en cuando y una pistola de precio asequible (No de saldo) nos permitirá hacer un cordón regular. El diamante del gráfico de la derecha posee varias ruedas que, cuando se gastan debido al uso, se van intercambiando aflojando el tornillo y girando el soporte. Si lo compras muy barato, es posible que la mitad de las ruedas ya en origen no funcionen correctamente y te astillen en exceso el vidrio o lo fisuren de forma intermitente, hecho éste que nos complicaría y mucho las cosas. Si te fijas, en un lado tendrá una o varias hendiduras que se utilizarían para partir trozos sobrantes de un mal corte. Desaconsejo esta práctica porque pulir después el vidrio es un trabajo de chinos. El trabajo del vidrio lo dividiremos en dos partes bien diferenciadas: El corte y el siliconado.

 

Cortar un vidrio

 

Antes de ponerte manos a la obra, conviene que te hagas un esquema en un papel del despiece completo de aquello que vayas a construir con sus medidas exactas. A la hora de cortar vidrio se ha de ser muy escrupuloso con el cálculo y toma de medidas. Es un material que no admite errores. Si te quedas corto de 2mm la solución nunca pasará por un relleno de silicona y si te pasas, rebajarlos puede suponerte dos días lijando delante del televisor. No se puede hacer un corte de menos de un centímetro sin maquinaria y conocimientos especiales. Planificado el despiece, toca el patronaje. Partiendo de las piezas de vidrio que tienes, tendrás que estudiar cómo las vas a cortar para obtener el máximo provecho. Si la geometría no es lo tuyo y andas justo de material, recorta un papel a escala del tamaño de la plancha, tantos papeles como piezas debes cortar y juega a los puzzles… Una vez lo tengas todo claro, debes marcar en la plancha las líneas o puntos a seguir que trazan el corte. Cuidado con las escuadras y cortes imposibles (Giros de 90º, sobrantes de un centímetro, etc…). Si te falta alguna pieza no la encargues todavía. Espera a cortar las restantes (Por si acaso). Si has de cortar planchas muy finas (3 mm), no utilices una manta muy mullida porque podrías romperla con la presión del diamante.

 

Corte del vidrio

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Ya has cubierto la mesa con una manta y colocada la pieza a cortar debidamente marcada. Si has conseguido la cámara de bicicleta, corta algunos trozos del tamaño del regle. Es un antideslizante estupendo que intercalarás entre éste y el vidrio sin que te entorpezca el paso del cortavidrios. Es muy fácil que en pleno corte el regle se desplace haciendo que te desvíes: No tiene solución sin maquinaria adecuada. Has de alinear el regle perfectamente teniendo en cuenta el grosor del mismo diamante y considerando el punto de corte en la misma rueda. Bien, el vidrio realmente no se corta porque es demasiado duro y lo que hacemos es fisurarlo de forma controlada. Esta fisura (Rodeada de microfisuras en todas direcciones) debe quedar bien definida para posteriormente fracturar la pieza de vidrio. De no ser así, a la hora de fracturar el corte podrá desviarse en cualquier dirección a causa de una microfisura secundaria o un trazo intermitente. Lo primero es sumergir las ruedas del cortavidrios en el aceite lubricante que hemos preparado. Colocas el diamante al principio del corte y a un milímetro (No más) del mismo borde. Manteniendo siempre la verticalidad, lo desplazas presionando de forma sostenida y a una velocidad constante a lo largo de toda la línea. Si suena como que estás rompiendo algo es que todo va bien. Cuidado al final, debes quedarte muy cerca del borde sin que el diamante caiga y te desportille la pieza. Todo esto suena mucho más difícil de lo que es realmente pero conviene que practiques con cualquier resto inservible. Si en algún punto del trazo el diamante apenas ha fisurado, repasa tan solo esa parte con sumo cuidado de no mover el regle que no has dejado de presionar.

 

Corte del vidrio

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

La suerte está echada. Si estamos cortando una plancha de 8mm o más, tendremos que golpear muy ligeramente con el extremo del mango de madera o un similar la fisura de un extremo a otro. Verás que ésta se torna opaca, extendiéndose el “pelo” (Así llaman a la fisura) de lado a lado. Esto es innecesario en piezas de espesor inferior. Con sumo cuidado, desplazaremos la plancha hasta el extremo de la mesa hasta hacer coincidir éste con la fisura (Flecha amarilla) aguantando en todo momento la futura pieza resultante y, con ambas manos, presionamos hacia abajo para partirlo (Flechas rojas). A veces, el corte se desvía muy ligeramente en los puntos extremos que ahora son esquinas. Lo rebajamos con la lija de agua rodeando un trozo de madera y aprovechamos para “matar los cantos” (Lijar todo el corte). Si debes cortar un listón tan estrecho como para que no puedas sujetarlo correctamente para hacer presión coloca dos listones de madera uno encima y otro debajo sujetos con dos pequeños sargentos y presiona.

 

Cortar un vidrio paso a paso>

 

Siliconado

 

Cánulas silicona

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Antes de empezar, debes tener en cuenta varias cosas. Lo primero, considerar el orden en el que vas a encolar las diferentes piezas de modo que ninguna pieza sellada te entorpezca la colocación de las siguientes. Lo segundo, cortar la cánula para que el cordón tenga el grosor adecuado. La cánula es el accesorio roscado por el que sale la silicona y el corte debe hacerse diagonalmente (Al biés). Todo vidrio a siliconar, deberá limpiarse escrupulosamente y desengrasarse con alcohol. Hecho esto, no deberemos tocar las zonas de contacto con los dedos. Montamos el cartucho de silicona con su cánula ya cortada en la pistola y presionamos hasta que salga el adhesivo. Pasar un cordón (Aplicar una línea de silicona) no es fácil. Se debe ejercer una presión constante en el gatillo de la pistola. El desplazamiento debe ser uniforme y en contacto directo con el vidrio de modo que medio cordón quede totalmente adherido. El segundo vidrio a encolar deberá ponerse perpendicularmente al primero acertando en el cordón porque, una vez presionado no podrá corregirse bajo ningún concepto a menos que limpiemos la silicona colocada y volvamos a pasar de nuevo el cordón. El segundo vidrio deberá apoyar en cualquier objeto que previamente habrás preparado como un cajón de madera, viejo altavoz, etc… En este momento deberás untarte el dedo con agua jabonosa y repasar interiormente la silicona sobrante, que se irá extendiendo sobre las paredes y acumulando en tu dedo. No montes varias piezas simultáneamente sin tener en cuenta que la silicona permanecerá fluída durante unas horas. El tiempo de secado va en función de la fluidez de la silicona, la temperatura ambiente y la humedad. Conviene no tocar nada en un día y en el caso de los acuarios, esperar dos días para hacer la prueba de estanqueidad. Una vez seca la junta, hay que retirar el acetato con algodón embebido en alcohol. Los restos visibles se retiran con una cuchilla de afeitar nueva con cuidado de no rallar el vidrio o perjudicar la junta.

 

Siliconado

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Pasar un cordón de silicona requiere práctica. Lo mas normal en estos casos es que el trazo sea irregular acumulándose material en exceso en muchos puntos. Es por ello que se aconseja pasar luego el dedo untado en jabón para dejar el cordón uniforme.

Y por muchas explicaciones que hagamos, servirán de poco hasta que nos pongamos en ello, rompamos algún que otro vidrio y pringuemos de silicona todo lo que nos rodea… Vale la pena intentarlo en aquellos montajes que el mercado no nos ofrece que como veremos, son muchos!.

 

Siliconar un vidrio paso a paso>

 

Temas relacionados:

ico-reciclajeIr a Recuperando puertas y ventanas (“Low cost”)>

 

Ir a Sustituir vidrio acuario>

 

Ir a Fabricar un acuario>

Ir a Fabricar un acuaterrario>

Ir a Fabricar un terrario>

Volver a Taller<

Zona comercial

Orientación al precio vigente de componentes y herramientas habituales en la fabricación de un acuario:

NombreFotoValoraciónPrecio
Silicona especial acuario4.4 Star Rating
Pistola silicona3 Star Rating
Diamante cortavidrios3.5 Star Rating
Guía corredera negra4 Star Rating
Cerradura terrario4 Star Rating

Suscribete a Zootecnia Domestica

Apuntate a nuestro newsletter y recibe nuestras novedades el primero.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR