Terrario de madera reciclado

Terrario de madera reciclado

«Terrario de guerrilla»

 

Se me ha planteado un problema en un mal momento. Tengo detenida la construcción de un invernadero para pogona por falta de materiales. Para colmo tenemos el país parado a causa de una cuarentena sanitaria (Coronavirus). Provisionalmente, mantengo al animal en un pequeño terrario vertical de vidrio de 60x30x45 Cm (81 l.)  de cuarentena completo pero inadecuado:

Pogona en cuarentena

 

Terrario con un cajónPor si fuera poco, el pogona ha crecido en un mes y medio y ya no cabe estirado a lo ancho de su actual encierro.

Acaban de anunciar la prórroga del aislamiento. Otros quince días. Debo tomar medidas urgentes tras nueve días sin poder salir a la calle y aunque lo hiciese, no encontraría donde comprar suministros: Toca improvisar!

Echo un vistazo por todo el piso. Tras inventariar los restos de tableros y listones que me han sobrado de otros montajes y comprobar que el material es insuficiente, debo decidir que mueble sacrificar. Así de cruel. Puede ser un viejo altillo de armario, una cajonera en desuso o hasta un armario ropero modular pero no doy con ello, todo está en uso y es necesario.

Pasan las horas… poco por hacer en casa, el día es muy largo. Me quedo observando las plantas del salón y decido sanearlas.

Eureka, el cajón de soporte del macetero! Invadido por el Ficus pumila, me había pasado desapercibido (Imagen derecha).

 

Ya tengo lo más importante, un desventurado cajón cuya azarosa vida lo hizo ser armario, que pasó a ser leñera para «acabar» como soporte de macetas. Pues no, aún le queda vida y ahora lo convertiremos en un terrario de 89 x 50 x 40 Cm (170 litros), dos veces y media su actual terrario de vidrio.

Voy a necesitar una sierra caladora, un taladro, algún listón restante de otros montajes, un viejo vidrio que tendré que cortar, restos de perfil de aluminio, tornillos varios, cola blanca, cinta aislante negra, tela mosquitera plástica, malla electrosoldada galvanizada, grampillones… Lo tengo todo y me sobra tiempo!

 

Taladros previos al corteEmpezamos por reforzar con algún tornillo más el cajón. Lo limpiamos un poco y observamos que su estado es deplorable pero robusto. Regla, escuadra y lápiz. Hemos de dibujar los cortes de sendas ventanas laterales y una longitudinal en el techo. Son las ventilaciones.

Ya podemos marcar los puntos a taladrar, uno en cada esquina. De ese modo podremos hacer el corte con sierra caladora.

La imagen pertenece a otra cosa pero se ve claramente lo que pretendo describir…

 

Hacemos los taladros destrozando la melamina interior por no tener una broca adecuada, no es grave. Cortamos los agujeros acabando de desportillar el aglomerado por no tener una hoja adecuada, tampoco es grave.

Encuentro un viejo estante negro (No hay de otro color) en desuso que cortaré para hacer el listón inferior frontal sobre el que apoyará el vidrio. La vieja caladora no hace el corte perpendicular sino oblicuo, lejos de ser grave, todo esto ya empieza a ser preocupante, je… Lo monto encolándolo y fijándolo con tornillos.

Listón frontal terrario

 

Corredera terrarioNo tengo perfil de corredera ni superior ni inferior. No podré montar dos puertas correderas de vidrio, vale.

Pero tengo algún resto de perfil de aluminio en «U» para hacer una puerta de ballesta aunque no me llega para sendos lados, vaya.

Pues nada, cortamos dos trocitos del tamaño de la altura del listón frontal y los fijamos con ayuda de dos pequeños listones de cuadradillo de 20x20mm. Bien encolados y atornillados.

De este modo, el vidrio de 5mm encajará sin posibilidad de caer.

IMPORTANTE: No hacer esto con tortugas, varanos, uromastix, pitones y demás fauna forzuda!

 

Rejuntado terrario guerrillaOoootro problema, no tengo ni masilla ni silicona para rejuntar la cubeta del terrario.

Esto es importante por si se vuelcan bebederos, se esconden pequeños grillos o debemos controlar ectoparásitos en recién llegados (En este último caso, nada de madera y menos aglomerada, vidrio o plástico!).

Pues le damos a la cola. Rejuntaremos repetidas veces penetrando en las fisuras hasta que proporcione el grosor adecuado.

Esto ya llevará más tiempo porque habrá que esperar al secado entre capa y capa.

 

Ya no queda mucho para terminar el terrario. vamos a por las rejillas de ventilación. Las laterales son dobles. De haber tenido rejilla galvanizada de 5mm de # con una habría sido suficiente. La que tengo es de 20mm, toca improvisar de nuevo (No hemos dejado de hacerlo en todo este montaje). Añadiremos una mosquitera plástica para que no se escapen los grillos.

Esta elaborada técnica no requiere de cualificación previa. Ponemos primero la mosquitera ya cortada. Encima la malla electrosoldada a la medida y las clavamos con grampillones. Ni adhesivos técnicos ni demás historias, es la guerra…

Rejillas terrario guerrilla

 

El bicho ya no se escapa y los grillos tampoco: Multimaterial bicapa (Así lo llamaría un «yutuber», je). Y ahora pasamos a la rejilla superior que será simple y de malla galvanizada. Lo mismo pero dejando un extremo sin fijar para poder pasar enchufes, termostatos, etc… Dos pequeñas alcayatas harán de cierre de seguridad. Girándolas permitirán o no doblar la malla hacia afuera para pasar las cosas que hagan falta («Cierre de seguridad analógico de precisión»):

Rejilla terrario guerrilla

 

Y como nos sobra tiempo, no nos vamos a conformar con un acabado sin esmerar.

A falta de melamina negra y por aquello de haber aprovechado retales de diferentes maderas y colores, pues cinta aislante negra para los remates al menos del frontal.

(«Antes muerta que sencilla»)

 

 

Y si a alguien le preocupaba, viendo la trayectoria de este artículo, que el corte del vidrio pudiese salir mal, pues casi. Casi bien quiero decir pues se ha desviado pero favorablemente. No es grave…

Terrario improvisado

 

Desde una caja de embalaje a un altillo de mueble modular. Una vieja cajonera. Cuatro tablas que ni recuerdas que tenías… En caso de necesidad, aumentar el tamaño de un terrario de madera puede resultar muy económico y adaptable a cualquier proporción.

 

«Stats»

Coste: 0 euros.

Plazo de entrega: Para ya.

Diseño previo: No, durante y a ratos, unos 20min. improvisando sobre la marcha.

Preparación previa: Ninguna.

Tiempo ejecución: 3 horas + 1 intentando salvar el vidrio. El cajón estaba hecho, ojo.

 

Proyecto auspiciado por la Fundación No Te Rindas 😉

 

Este tema pertenece al apartado «Low cost»>

Textos e infografías: RCG. Zootecnia doméstica. Der. Res.
Fotografías RCG: CCBYSA4.0

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies