Analizando aguas

ANALIZANDO AGUAS:

 

Para medir los parámetros básicos del agua tenemos varios sistemas o “Kits” de análisis. Unos funcionan añadiendo gotas de reactivo sobre una muestra y los otros son unas tiras de papel que introducimos en la muestra unos segundos. En el caso de los primeros, el agua cambiará de color y lo contrastaremos con una tabla que contiene una paleta de colores con sus resultados correspondientes. Dado que el resultado siempre es semitransparente, algunas personas tienen problemas para definir el matiz de color.

El sistema de tiras es algo mas sencillo de interpretar. En este caso será el papel el que adquirirá una tonalidad que también contrastaremos con una tabla. La ventaja de las tiras es que encontramos en el mercado algunas marcas que incluyen en una misma tira hasta cinco parámetros simultáneamente. Es realmente práctico conocer en una sencilla operación y con tan solo una tira el pH (pH), dGh (Dureza), NH3 (Amoníaco), NO2 (Nitrito) y NO3 (Nitrato). La desventaja: No son muy fiables. Resumiendo:

 

REACTIVOS TORNASOL (GOTAS)

Test gotas

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

El sistema tradicional para analizar parámetros del agua son los reactivos tornasol en forma de gotas. Son soluciones preparadas para diluir en el agua a analizar. En un frasco o probeta pequeño y limpio tomamos una muestra de agua. Añadimos las gotas indicadas por el fabricante (En el frasco o prospecto indicativo. Tapamos con el tapón también limpio (Nunca con el dedo) y agitamos. Esperamos unos segundos y contrastamos el tono de color del agua con la tabla del fabricante. Por este procedimiento se pueden medir pH, GH, NH3, NO2, NO3, O2, etc… Si el resultado es poco legible y decidimos llevar la muestra al comercio, en unos cuantos minutos el color de la muestra se verá alterado y por tanto será nula.

 

REACTIVOS TORNASOL (TIRAS)

Test tiras

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Otro sistema también muy práctico pero poco preciso son los reactivos de papel tornasol. En este caso, extraemos la muestra de agua en frasco limpio. Cogemos una tira y la sumergimos unos tres segundos aproximadamente. Esperamos unos diez o quince segundos y la contrastamos con la tabla del prospecto indicativo. La ventaja de este sistema es que en una misma tira podemos analizar de una sola vez hasta cinco parámetros. Su lectura por contraste es algo mas fácil. Si el resultado es poco legible y decidimos llevar la muestra al comercio, en unos cuantos minutos el color de la muestra se verá alterado y por tanto será nula.

Dispositivos de medida

 

MEDIDOR ELECTRÓNICO DE pH:

 

Medidor electrónico pH

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Medidor pH

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Solo recomendable para aficionados que tengan muchos tanques o profesionales. Este pequeño aparato se sumerge unos tres centímetros en el agua y su display o pantalla nos indicará el pH. Tras cada uso conviene lavar la sonda (Imagen inferior) con agua destilada neutra para que no precipiten carbonatos.

Se descalibran con bastante facilidad. El calibrado pasa por sumergirlo en una solución calibradora de  pH neutro y ajustar el aparato al 7. Funcionan a baterías. Hay ya muchas marcas y modelos pero los baratos eran poco fiables y se debían calibrar constantemente.

Sonda pHCon la misma tecnología tenemos las sondas de pH, potencial redox, etc… Podemos encontrarlas tanto en aparatos autónomos como este que acabamos de citar o como componentes de un módulo de control que automatizará el control y maniobra de varios parámetros. (Derecha).

 

 

CONDUCTÍMETRO: Es un tester que mide otro parámetro del agua, la conductividad. Estrechamente relacionada con la dureza, un agua salada conduce mucho mejor la electricidad que un agua dulce o desmineralizada. La presencia de minerales en disolución determina la conductividad de una muestra. Se mide en milisiemens (mS) o tds y se utiliza sobretodo en investigación.

Siempre se usó en acuarismo  (Sobretodo en Alemania y Europa del este) pero muy poco en España. Con la llegada de las nuevas especies de gambitas de acuario y la cada vez más avanzada afición a los discos salvajes parece que este instrumento se está implantando en España con fuerza.

Nota: La conductividad nos indica la presencia de sales en disolución pero no su naturaleza es decir, es un instrumento útil en montajes estables cuya naturaleza fisioquímica del agua ya nos es conocida pero tan solo nos alertará de los cambios sin más.

 

DENSÍMETROS: La densidad se mide con un instrumento asequible antiguamente llamado pesasales y hoy en día hidrómetro o densímetro. Se basan en el principio de la flotación por densidad específica. El de la izquierda se deja flotar en aguas quietas y observamos en la escala el nivel superior del agua que nos indica la densidad, que es dependiente de la temperatura. El de la derecha, más moderno pero bajo el mismo principio, nos permite medir la densidad sin detener las bombas y su lectura resulta mas fácil. Llenándolo con agua del acuario, la aguja tenderá a flotar hasta estabilizarse y podremos realizar la lectura. Tras usarlo debemos lavarlo con agua dulce.

hidrometro

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Densímetro de caja

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

 

 

 

 

 

 

Refractómetro

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

REFRACTÓMETRO: Sofisticado instrumento de medición basado en la óptica y más concretamente en la refracción del agua. Ponemos unas gotas en el portaobjetos y lo tapamos con el cubreobjetos. Miramos por el objetivo y encaramos el artilugio hacia cualquier fuente de luz. Podemos enfocar para una visión mas definida. Observaremos un gradiente escalado y una línea nos indicará la densidad. Tras cada uso debe aclararse cuidadosamente con agua destilada de farmacia.

 

 

EN RESUMEN:

pH: Se reduce con ácidos, ya sean tampones naturales (Turbas, troncos, hojas de Terminalia catappa, roble, piñas de aliso, etc…) o productos comerciales (Ácido ortofosfórico, etc…).

pH: Se aumenta con álcalis, ya sean tampones naturales (Conchas, caracolas, corales trirturados, rocas calcáreas, etc…) o productos comerciales (Carbonato de calcio aumenta la dureza de carbonatos y por tanto el pH asciende. Este vínculo es importante).

dGH: Se reduce diluyendo con agua de ósmosis o desionizada. No hay productos milagrosos, pero en algo ayudan algunos sustratos que asimilan minerales temporalmente como la akadama y otros comerciales.

dGH: Se aumenta añadiendo agua dura (Si lo es la del grifo, pero tratada con anticloro-cloraminas) o compuesto de sales ya sea comercial o casero.

Si ya has pasado por esto y ahora se trata de mantener los parámetros en un acuario ya en marcha: “Mantenimiento de parámetros

Medición, instrumentos de medida

Taller: Medición

Parámetros del agua, temperatura, humedad relativa, caudales, Etc…

Ir al tema>

Volver a “EL AGUA

Suscribete a Zootecnia Domestica

Apuntate a nuestro newsletter y recibe nuestras novedades el primero.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR