Humidificación del terrario

Selva nebulosa. Costa rica. DirkvdM. CCBYSA1.0

Humidificación del terrario

 

EL CONTROL DE LA HUMEDAD EN EL TERRARIO

 

Moloch horridus, especialista en beber agua de condensación.

© Ogwen. CCBYSA 2.0

Si nos costó entender el porqué de tan difícil clasificación de montajes en el apartado “Housing” en el que diferenciábamos entre biotopos acuáticos, húmedos y secos, ahora le daremos explicación. El control de la humedad es un tema relativamente sencillo cuando se trata de aumentarla pero se complica un poco a la hora de reducirla, sobretodo si la sala ya es de por sí húmeda y no hemos recurrido a un terrario de madera. Como siempre será más complejo cuanto más pequeño sea el tanque (Me repito tanto…). La presencia de humedad en un terrario va directamente relacionada con el clima a reproducir. Es obvio, pues la humedad es uno de los factores que determina todo clima. La presencia de agua en suspensión en el aire es lo que llamamos humedad relativa (HR). No nos vamos a extender. Todos tenemos muy claro que la zona interior del desierto del Sahara es seca, pero lo es del todo y siempre? Aunque parezca mentira, no.

 

Dendrobates leucomelas, especialista de ambientes húmedos

© ACG. Zootecnia doméstica. Der. Res

En un desierto cuya pluviosidad es casi nula existe vida adaptada. La vida necesita agua. Si bien no llueve, cada día se ve sometido a una amplitud térmica considerable y eso provoca condensación nocturna y sobretodo al amanecer. Es el agua del rocío la que mantiene todo rastro de vida. Por lo tanto, sus habitantes, plantas, reptiles, insectos han desarrollado estrategias para recoger las gotas del rocío y beber, en algunos casos sobre su propio cuerpo (Phrynosoma, Moloch). Normalmente para la gran mayoría de animales de terrario, un recipiente con agua será un recurso útil porque instintivamente, aprenden a “lamer” sus orillas como si de hojas o piedras se tratase. En estos casos y otros muchos de climas similares una rociada diaria al final de la tarde o primera de la mañana ayudará a reproducir ese medio. Muchos geckónidos de múltiples biotopos beben lamiendo de las superficies húmedas y es sólo un ejemplo. En la imagen de la izquierda, un Dendrobates leucomelas en su terrario tropical húmedo. La HR ronda el 80-90% y no requiere bañarse para hidratarse porque su piel permite la absorción directa de las moléculas de agua en suspensión en el aire (“Beben del aire”). En la de la derecha, un Moloch horridus, habitante del desierto australiano y extremo opuesto: Su piel altamente queratinizada lo “blinda” ante la pérdida de agua y la diferencia de temperatura entre las placas superficiales de la piel y el aire durante la fría noche, permite la condensación de gotas que se canalizan hacia la boca.

Dos estrategias adaptativas que responden a dos biotopos muy distintos cuya principal diferencia viene marcada por la presencia-ausencia de agua. (Marquesina: DirkvdM. CCBYSA 1.0).

 

 

ico terrario lluvia

Higrómetro analógico

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

A menudo, por efecto de la calefacción, un terrario necesita uno o varios rociados de agua diarios si queremos mantener la humedad relativa dentro del rango. Un acuaterrario con zona acuática raramente lo necesitará. El control de la humedad se realiza con un sencillo aparato llamado higrómetro que será mas o menos fiable según su coste. Aconsejo comprar un buen aparato pues no son demasiado caros. La mayoría deben ser calibrados regularmente (Se desajustan) y para ello debemos ir a la estación metereológica mas cercana (Muchas farmacias), asegurarnos de su última calibración y tras pasar un rato, ajustarlo. Los hay analógicos y digitales. La correcta colocación del higrómetro en el terrario es de vital importancia. Cerca de la calefacción la lectura desviará a la baja y sobre una zona acuática calentada lo hará al alza. Conviene colocarlo en varios sitios temporalmente durante unos días lejos de estas fuentes de calor, humedad o iluminación y nos haremos una idea clara de su ubicación definitiva. No se requiere generalmente una gran precisión en este sentido, de hecho las lecturas de este aparato nos sirven a título orientativo y su gran ventaja es que advierte los cambios, síntoma de que algo puede estar fallando.

 

AUMENTAR LA HR

 

Phelsuma madagascariensis

© ACG. Zootecnia doméstica. Der. Res.

No vamos a explicar aquí lo que es un pulverizador, pero los hay de pequeña capacidad que funcionan con gatillo (Como un limpiacristales), los hay de capacidad media que van con pistón o émbolo (Mancha), muy prácticos para grandes terrarios y baterías y por último las mochilas de fumigación que llevan una palanca que acciona el pistón. En todos los casos y aunque parezca obvio, comprar siempre pulverizadores NUEVOS. Hacer unos cuantos lavados con un poco de lavavajillas doméstico, unos cuantos aclarados y alojarlo en un lugar que jamás induzca a errores escribiendo con rotulador permanente algo que indique su uso EXCLUSIVO. He conocido bastantes casos de intoxicación química por desatender esta norma y son casi siempre irreversibles. Debemos usar agua de consumo de boca a una temperatura ambiente aunque resulte tentador usar el agua de ósmosis para evitar precipitaciones de cal en los vidrios lo que dejaría sin aportes minerales a los animales que beben del rocío. Ya explicaremos como suministrar polivitamínicos y demás correctores por este procedimiento. Foto izquierda, Phelsuma madagascariensis lamiendo gotas de la pared del terrario después de pulverizar.

Los acuaterrarios ya de por sí evaporan mucha agua al aire. Si además tropicalizamos la zona acuática con un elemento calefactor (Termostato-calentador, cable o esterilla sumergible), todavía aumentaremos más la HR.

Si para colmo instalamos un par de difusores de aire en el agua, la humedad ya podrá saturante (100%).

 

Pero qué ocurre en un terrario sin zona acuática? A efectos técnicos, no existe terrario sin zona acuática ya por la mera presencia de un bebedero. Le daremos mayor o menor importancia a la superficie (No el volumen) de un bebedero en función de como evolucione la HR de nuestro terrario. Me explico: Tenemos un terrario tropical húmedo sin zona acuática (Sino sería un acuaterrario). El bebedero evapora agua en mayor o menor medida. Si lo semienterramos en el sustrato en contacto con una esterilla calefactora o cable, la evaporación de dispara (Imagen abajo, 1). Si introducimos el extremo del cable en el agua, aún lo hará más (Abajo, 2).

Humidificación con bebederos

© Zootecnia doméstica. Der. Res

 

Si para colmo introducimos un difusor de aire en el bebedero y bajo una piedra para que no lo muevan los animales (Arriba Der.), podremos alcanzar una humedad casi saturante pero deberemos cambiar el agua y reponerla a diario (De hecho, siempre deberíamos hacerlo).

 

También encontramos en el ramo bederos- cascada realizados en resina y asistidos por una pequeña bomba que ayudan a subir la HR (No los he usado nunca). Se le puede llamar “zootecnia” a unos procedimientos tan “cutres”? Desde luego que sí, si es funcional y acorde con las necesidades de la instalación. Claro que para los puristas, sería mas “tech” recurrir a un módulo de control con tres sondas higrostáticas colocadas estratégicamente que realicen la media para comandar un sistema de nebulizadores por “sprinklers” o que por el contrario, activen una turbina de secado (Un secador, vamos…) o un deshumidificador (Ya entraremos). Lo que en un montaje de 160 l. sería un solemne despilfarro (Ni siquiera sería factible…) a la par que innecesario. En el siguiente tema veremos de que va todo esto aplicado donde procede, un gran terrario.

 

REDUCIR LA HR (Secar…)

 

Terrario de vidrio con esterilla y foco

© Zootecnia doméstica. Der. Res

Hemos tratado el modo mas común de humedecer el ambiente y ahora haré algunas aseveraciones sobre como descender la humedad relativa. Básicamente, la única forma de “secar” un terrario doméstico es forzando la ventilación pues raramente lo tendremos instalado en un recinto de humedad saturada (A menos que crezcan setas en las esquinas de la habitación).

La radiación infrarroja (IR) actúa como un potente secador en ambientes semicerrados y además resulta un modo muy coherente de calentar en estos biotopos áridos en los que la fauna está acostumbrada a recibir el impacto solar directo.

 

 

Terrario bajo madera

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Para ello podemos instalar rejillas en el techo o paredes, colocar tubos macarrón conectados al compresor de aire, instalar ventiladores de informática o extractores e incluso en grandes instalaciones ubicar en compartimento paralelo y conectar mediante conductos un deshumidificador doméstico atendiendo al vaciado regular de su tanque y teniendo cuidado con la temperatura de salida del aire ya seco que suele ser algo mas alta que la del recinto.

He insistido mucho en la diferenciación entre terrarios de vidrio y madera. Por mentira que parezca, un terrrario de madera con un sustrato de turba higroscópica y bien calentado con IR mostrará un diferencial en HR del 15-25% respecto al ambiente de la sala.

La mejor manera de mantener la HR bajo mínimos es preverlo desde la concepción del montaje. En igualdad de condiciones (Tamaño, decoración, temperaturas) pero a base de esterilla o cable (Sin IR) y en terrario de vidrio, la HR superará en mucho a su vecino de madera.

 

NIEBLA

 

La niebla es un meteoro que todos conocemos y que moja todo lo que toca. Es la garantía de que el ambiente ha alcanzado un grado de humedad saturada, es decir el 100%.

 

ico terrario niebla

Nebulizador ultrasónico ("Smooker")

© Zootecnia doméstica. Der. Res

En un clima tropical húmedo la presencia de niebla o como mínimo humedad saturada suele ser diaria durante buena parte del año aunque raramente se prolongue mas allá de unas horas. Es el ambiente de la pluviselva amazónica, los bosques tropicales del sureste asiático, algunos bosques malgaches e infinidad de localizaciones próximas a la costa bajo el influjo de las mareas. Es el microclima propio de multitud de especies conocidas de terrario como dendrobates, mantelas,Phelsuma, boas y pitones arborícolas y un larguísimo etcétera. Hasta hace unos años, conseguir este grado de humedad implicaba frecuentes pulverizados seguidos de una fuerte ventilación o el uso de humidificadores domésticos que emitían calor y eran difíciles de ubicar, hasta que apareció el nebulizador por ultrasonidos, conocido por el anglicismo “smooker”. Es un aparato que sorprende a todo el que lo ve por primera vez. No conozco bien el principio en el que se basa su funcionamiento pero pude saber que haciendo vibrar una membrana metálica a alta frecuencia el agua salta hasta rozar un electrodo produciendo una evaporación en frío.

El caso es que nos garantizan que es inofensivo. No hay riesgo alguno de electrocución y no calienta el agua a menos que el recipiente sea minúsculo. Ya existen de uso en el interior del terrario, de pequeño tamaño (Dibujo derecha) cuyo rendimiento es muy pobre en la práctica y otros mas potentes que se instalan en exterior reconduciendo el vapor frío mediante tubos hasta los terrarios. Pude comprobar que el ajuste del nivel de agua determina su buen funcionamiento pues el aparato trabaja sumergido en una cubeta, bebedero o zona acuática del acuaterrario. Lleva transformador que se ubica lógicamente fuera del terrario. Un gran invento que nos solucionó muchos problemas en su día y nos brindó la oportunidad de librar un día a la semana hasta en los casos más delicados.

 

Estás en Humidificación del terrario

Ir a Lluvia artificial>

 

Volver a Control del clima<

 

Suscribete a Zootecnia Domestica

Apuntate a nuestro newsletter y recibe nuestras novedades el primero.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR