Reproducción

Nido espuma laberíntidos

© ZooFari. CCBYSA3.0

LA REPRODUCCIÓN EN ACUARIO:

La cría de peces, estrategias reproductivas

 

Es un hecho contrastado que en cautividad y sin recurrir al hormonado, la reproducción es una de las últimas prioridades de todo animal. Una pareja de peces que cría en acuario es porque ya se siente segura y bien alimentada, habiendo pasado los trastornos de la aclimatación que incluyen una correcta sociabilidad, dentro de unas condiciones ambientales saludables.

Para muchos acuaristas esta es la meta y lo es por haber alcanzado todos estos objetivos previos y por la propia satisfacción de observar desde un lugar privilegiado la conducta reproductiva de sus peces. Es este un tema muy amplio cuya diversidad sorprende a la mayoría de nosotros: No todos los peces se reproducen del mismo modo pero en la mayoría de casos, desde los preliminares del cortejo hasta los cuidados paternos (Cuando los hay…) suponen un despliegue de conductas que llaman la atención hasta del profano que visita nuestra casa.

Aquí repasaremos brevemente las estrategias reproductivas de la mayoría de peces de acuario y ejemplificaremos los casos separadamente, documentándolos en la medida de lo posible con reportajes, gracias a las aportaciones de compañeros de afición y alguno de producción propia:

 

 

Guppy cria

© Agamitsudo. CCBYSA3.0

VIVÍPAROS (Fecundación interna): Comenzaremos por los más sencillos de criar. De hecho en un acuario bien llevado, esto será inevitable. Sin duda son los primeros peces con los que nos introducimos en el mundo de la cría la mayoría de aficionados. Practican la fecundación interna gracias al gonopodio de los machos (Aleta ventral modificada) con el que transmiten el esperma a la hembra.

Toda la incubación se realiza en el interior de la madre que cuando llega el momento los alumbra. Ya nacen independientes y listos para emprender el camino. Foto: Alevín de guppy. Ya hace su vida…

 

Arlequín reproducción

© Stefan Maurer. CCBYSA3.0

DISPERSADORES DE HUEVOS: Multitud de especies de todo el planeta practican la estrategia de repartir los huevos aleatoriamente mientras nadan uno junto al otro o simplemente se abrazan. La fecundación se da en ese preciso momento y los huevos ya fecundados se dispersan quedando adheridos o no al fondo o plantas.

Un sistema azaroso pero que resulta muy práctico.

 

 

 

Embrión Fundulopanchax

© CasaBabylon. Der. Res.

-Ciprinodóntidos (Killis): Entre estos tenemos los estacionales (Anuales) y los no anuales. Estos últimos lo hacen del mismo modo que acabamos de describir arriba, incubándose desde el primer momento de la dispersión y los anuales presentan la particularidad de que sus huevos sobreviven al desecado, permaneciendo en estado latente entre el barro seco a la espera de las lluvias… Esto nos permite enviar huevos por correo y “sembrar” un acuario con peces!

Cría de Fundulopanchax scheeli (No anual)>

 

 

Cría Elassoma okefenokee

© Diego Sandoval. Der. Res.

-Otros dispersadores: 

Cría de Elassoma okefenokee (Impresionante pez, estupendo artículo)>

 

PONEDORES DE SUSTRATO: Son muchas las familias de peces que optan por la estrategia de depositar sus huevos en un lugar concreto. Algunas se desentienden de la puesta. Otras la cuidan hasta que las crías eclosionan y muchas de ellas (Las describiremos a continuación) aún siendo fieras, los cuidan atentamente protegiendo no solo a los huevos sino a los alevines a los que incluso alimentan y transportan en sus fauces con una delicadeza sorprendente.

 

 

Cría Cichlasoma managuense

© Zhyla. CCBYSA3.0

CÍCLIDOS: Una gran familia que no deja indiferente a nadie en lo que a reproducción respecta. Ponen en sustrato. Oxigenan los huevos y los defienden con fiereza llegando a mordernos si acercamos la mano!. Cuando nacen los cuidan y alimentan con tal dedicación que incluso en muchos casos dejan de comer alcanzando en ocasiones un estado lamentable.

Es espectacular verlos pasear rodeados de un enjambre de alevines que a una señal de la madre, corren como locos a refugiarse, en muchos casos en el interior de su propia boca!

 

 

Nido kribensis

© Deadstar. DP

Africanos: En África encontramos ponedores de sustrato tanto en los ríos como en los grandes lagos. Entre estos tenemos a alguna especie realmente aconsejable para introducirse como el kribensis. Y otros de pequeño tamaño que utilizan como casa los caparazones de los caracoles formando colonias cuyo comportamiento nos resulta adictivo. Si la programación de la televisión no te convence… esta puede ser una buena alternativa!

Cría de Pelvicachromis kribensis>

Cría L. leleupi

© Haplo440. Der. Res.

 

Cría de Neolamprologus leleupi>

 

Cría de Neolamprologus brevis>

 

 

 

Apiatogramma cacatuoides

© CasaBabylon. Der. Res.

Sudamericanos: Enorme familia de especies muy vistosas y de todos los tamaños entre las que se encuentran los peces disco o los escalares. Sus colores se disparan cuando entran en celo y su comportamiento a menudo nos hace replantearnos seriamente el concepto que tenemos del “instinto animal”.

 

Cría de Mikrogeophagus ramirezi>

 

 

Cría escalar

© Neli Martín. Der. Res.

Cría de Pterophyllum scalare (Escalar)>

 

 

 

 

 

 

Cría Sturisoma panamense

© Lino Abelleira. CCBYSA3.0

-Loricáridos: Las “viejas” o peces gato acorazados son animales que salvo honrosas excepciones, no destacan por su colorido pero sí por sus extravagantes formas y hábitos. Entre ellos encontramos especies que prestan atención a la puesta e incluso a las crías. No son los más aconsejables para iniciarse pero también nos pueden dar grandes satisfacciones permitiéndonos asistir de primera mano a su conducta reproductiva.

 

Cría de Sturisoma panamense>

 

Cría de Rineloricaria parva>

INCUBADORES BUCALES: Hay lugares en el mundo acuático que no permiten un momento de calma. La depredación llega a tal grado de sofisticación que resulta imposible pensar en nidos o guarderías. Un ambiente tan tenso y enrarecido ha tenido una respuesta evolutiva sorprendente, a falta de búnker, la alternativa es una buena boca llena de dientes. Volvemos de nuevo a los cíclidos para tratar la incubación bucal. Una sacrificada estrategia de primer orden que opta por un pequeño número de huevos pero a buen recaudo. La hembra deposita momentáneamente los huevos y los recoge con la boca mientras el macho los fecunda gracias a la propia respiración de la hembra. Y allí seguirán durante veinte días hasta eclosionar, para luego seguir cuidando la prole en muchos casos. Un mes sin comer! Eso es amor de madre…

Cría Copadichromis borleyi

© Haplo 440. Der. Res.

África es la patria de los incubadores bucales. Los grandes lagos africanos poseen multitud de especies de temperamento belicoso que la practican como única alternativa para perpetuar la especie.

Cría de Copadichromis borleyi (Malawi)>

 

 

Cría Betta splendens

© ZooFari. CCBYSA3.0

INCUBADORES DE SUPERFICIE (Nido de espuma): Cambiamos de escenario y familia. Un arrozal asiático de aguas quietas y abarrotado de vegetación puede parecernos un remanso de paz. Pero en ocasiones nuestra condición  de especie terrestre nos impide observar lo que ante nosotros ocurre bajo la superficie del agua. Una sutileza, apenas un detalle. Una insignificante mancha de burbujas entre cuatro tallos esconde a un padre de laberíntido que defiende hasta la muerte a su prole que se incuba, eclosiona y comienza a descubrir lo que es la vida suspendida en su nido de espuma.

 

 

INVERTEBRADOS: Todos estamos familiarizados con ellos, aunque sea en forma de tapa disfrutando de unas vacaciones en la costa… El caso es que en acuario se están abriendo camino con fuerza los invertebrados como alternativa o complemento a los omnipresentes peces. En ocasiones constituyen una plaga (Deseada o no…) como es el caso de los caracoles y en otros objetos de deseo como las nuevas variedades de selección y cría de gambitas cuyo colorido sorprende y hasta nos recuerda a algunas especies de arrecife.

 

Cría de N. davidi (Heteropoda)

© RCG. CCBYSA3.0

-Crustáceos (Gambas): Si hace veinte años, teniendo arrecifes, me llegan a decir que iba a disfrutar como un enano criando gambitas de agua dulce, me hubiera reído… Ahora ando montando una batería de gambarios. Mero coleccionismo? Tal vez… pero os aseguro que es un disfrute ver como una docena de gambitas es capaz de colonizar un acuario en pocos meses. El secreto? Una longevidad muy corta, una vida breve y rápida que permite el paso de una generación a otra en tan solo tres o cuatro meses! Y cuál es el morbo? Aparte de la satisfacción de provocar una plaga, jugar con la genética sin tener que esperar años entre generación y generación. Sí, ya, tenemos a la mosca de la fruta, pero no con esos colores…

Cría de Neocaridina davidi (heteropoda) (“Red cherry”)>

 

-Moluscos: (Caracoles): Siempre ha habido aficionados a los caracoles acuáticos. Presentan diferentes estrategias reproductivas y tienden a la superpoblación con lo que no lo hacen nada mal. Si a esto le añadimos que cada vez llegan más especies a nuestros acuarios de colores y formas extravagantes (No os perdáis un primer plano de Tylomelania…), no es de extrañar que mucha gente se aficione a la cría de estos animales.

Suscribete a Zootecnia Domestica

Apuntate a nuestro newsletter y recibe nuestras novedades el primero.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR