Tramo bajo

Estuario Fluviá

El tramo bajo del río

 

Ribera tramo bajoEl tramo o curso bajo es el último del río antes de desembocar al mar. Se caracteriza por poseer una cuenca muy amplia, un desnivel muy bajo y a diferencia de los anteriores:

– Presenta un caudal mayor pero lento.

– Predomina la sedimentación más que el arrastre de materiales que solo se produce durante las crecidas.

– No existe un talud de ribera aparente pues esta se suaviza hasta el punto de confundirse con la vegetación terrestre.

– La cuenca permanentemente inundada puede triplicarse en caso de riada y esto determina tanto el bosque de galería como las especies que pueblan la zona.

Esquema perfil tramo bajo

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Como ya hemos comentado anteriormente, en esta zona la eutrofia suele hacerse evidente disminuyendo la visibilidad a causa de un aumento de nutrientes y disminución de la concentración de oxígeno. A esto añadir que su lento caudal y baja cota de altura proporcionan un aumento de la temperatura. En estas zonas contrastan la acumulación de lodos en zonas profundas y de cantos y rocas que a menudo sobresalen del agua acumulados por las crecidas.

Es un medio muy productivo pero sometido a las limitaciones propias de las altas temperaturas, escasez de oxígeno y en nuestro caso el aumento de parámetros como la dureza y el pH del agua que, a partir de cierto punto comienza ya a salinizarse…

 

Comunidad vegetal meandro derechoAparecerán macrófitas acuáticas en gran número y cierta diversidad, cosa que hasta ahora no se hacía patente. Comunidades nuevas de plantas flotantes, bulbosas como los nenúfares, infestantes de crecimiento rápido y efecto purificador crearán grandes masas que darán cobijo a multitud de organismos cuyas comunidades se irán alterando conforme se salinice el agua llegando a aparecer las macroalgas (Hasta ahora tan solo conocíamos a la omnipresente Chara sp.)

Como anticipo, una muestra de la comunidad vegetal del meandro derecho del Fluviá:  Nymphaea alba (Nenúfar), Ceratophyllum demersum, Myriophyllum verticillatum  y Myriophyllum-Nupharetum, así como diversas Potamogeton (P. pectinatus de nuevo). Todo un vergel en cuanto a diversidad de macrófitas y que ya se hacía esperar desde que iniciamos nuestro viaje a mil metros de altura…

Muchos cambios como veremos, que finalmente incluirán a los organismos salobres y por tanto una drástica transformación del paisaje conforme nos acerquemos a la desembocadura.

 

Tramo bajo Fluviá. ICC

Tramo bajo del Fluviá

 

Tramo bajo Fluviá, ortofoto ICCEntramos en materia. Vamos a tratar el tramo bajo centrándonos en los tres puntos que me han parecido más representativos y como veremos, muy diferentes. Empezaremos por el Fluviá a su paso por St. Pere Pescador. Junto a este mismo punto, visitaremos los antiguos meandros del Fluviá, vestigios ahora incomunicados del río que presentan unas características muy interesantes y de gran valor ecológico. Y por último iremos a la desembocadura donde finalizará nuestro viaje.

En la imagen (Propiedad de ICC, al igual que la marquesina), el asterisco izquierdo corresponde a St. Pere Pescador y destacaremos el tramo medio y los meandros, separadamente. En el derecho pues eso, la desembocadura. Para situarte, clica aquí.

 

St. Pere Pescador

 

St. Pere Pescador, tramo bajo FluviáBrevemente, vamos a ver que aspecto presenta nuestro río en su tramo bajo y antes de salinizarse. Aquí todavía los paisajes subacuáticos resultan familiares y muy similares a los que presentábamos en la Represa de Seriñá (Serinyà) aunque el cauce se ha hecho muy amplio y sin intervención humana, apreciaremos una mayor vegetación tanto ribereña como acuática y aparecerán otras especies tanto animales como vegetales.

Ir a Tramo medio: St. Pere Pescador>

Los meandros del Fluviá

 

Meandro derecho FluviáSon el último testimonio de lo que fue el curso del Fluviá en otro tiempo. Han quedado aislados y escondidos entre un tremendo bosque de galería formando un ecosistema propio de gran diversidad y valor ecológico que aún hoy va compartiendo sus especies gracias al trasiego de las aves, mamíferos e insectos. Debiéramos tratarlos como los estanques que actualmente son pero no debemos perder de vista que puntualmente y en caso de grandes crecidas, una eventual  inundación los hará formar parte del río. Es por ello que los incluyo aquí. Unos delicados parajes de una belleza extraordinaria…

Ir a Los meandros del Fluviá>

La desembocadura

 

Desembocadura FluviáEsto se acaba! Al menos el transcurso del cauce principal del Fluviá aunque nos quedan los afluentes, estanques y el lago de Bañolas (Banyoles). Vamos a presenciar aquí la más radical transformación del paisaje subacuático del río. Aparecen la sal, la arena, los organismos salobres y marinos y esto incluye tanto a peces como invertebrados y algas. Junto a la vegetación ribereña conocida irán asentándose los vegetales halófilos (Tolerantes a la sal) formando comunidades aparentemente similares en aspecto que darán cobijo a especies totalmente distintas. Por si no fuese suficiente, hasta el sentido del río se invertirá en función de las mareas aportando agua salada ahora, dulce después… De locos.

Ir a La desembocadura>

Vaya, esto es todo? No exactamente, entre otras cosas queda el tintero una selección que comprende a los seis afluentes principales… Volvemos a remontar para sumergirnos uno a uno en sus tributarios en los que los contrastes estarán a la orden del día.

Ir a Tramo medio: St. Pere Pescador>

Ir a Los meandros del Fluviá>

Ir a La desembocadura>

 

Volver a Cazando biotopos<

Suscribete a Zootecnia Domestica

Apuntate a nuestro newsletter y recibe nuestras novedades el primero.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR