Terrarios de vidrio

Batería terrarios vidrio

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

ico terrario vidrioHemos dicho anteriormente que el terrario de vidrio es universal y nos permite adecuar a cualquier tipo de animal siempre que reúna los requisitos anteriormente descritos. Ahora llega el momento de diferenciar los tipos de terrarios en función del biotopo a reproducir y que en nuestro caso vendrá determinado por la presencia de agua. No lo hemos hecho antes porque sólamente podemos montar terrarios húmedos dentro de casa si estos son de vidrio, obra o aluminio. Sin embargo, la descripción de biotopos la realizaremos en el apartado de teoría y aquí nos centraremos en el receptáculo.

Llamar a las cosas por su nombre no siempre es fácil y este es uno de los casos en que debemos recurrir de nuevo a las convenciones. Si diferenciamos entre acuarios y terrarios no lo hacemos sólo en función de si el medio imperante es agua o tierra sino que hacemos también referencia al tipo de hábitat o animales presentes en él. Un ejemplo significativo es el ajolote (Ambystoma mexicanum) hoy prácticamente extinguido y sólo presente en zoológicos y colecciones de aficionados. Un ajolote es una salamandra neoténica (Que permanecerá toda su vida con apariencia de larva) y por tanto exclusivamente acuático. En este caso, el habitáculo es un acuario cuyo montaje podría considerarse de agua fría. Si, por el contrario, las larvas fuesen de una salamandra o tritón realmente anfibio (Triturus marmoratus p.e.) deberíamos propiciar una parte acuática y otra terrestre y es donde aparece el concepto acuaterrario. Llamamos acuaterrario al tanque dividido en una zona terrestre y otra acuática y no necesariamente por separaciones de vidrio.

Un terrario puede contener un recipiente de plástico lleno de agua para tal efecto y se le podría considerar un acuaterrario. Este tanque dividido es la instalación ideal para multitud de anfibios, reptiles de ribera como las anacondas o culebras acuáticas, saurios anfibios y un larguísimo etc… Trataremos separadamente a las tortugas de agua o galápagos y los cocodrilos pues, aunque pertenecen a este grupo, su correcta instalación requiere un tratamiento de aguas muy eficaz que nos hace introducir modificaciones. Resumiendo, dividiremos los terrarios de vidrio en tres categorías: Acuarios, acuaterrarios y terrarios propiamente dichos.

 

ACUARIOS

 

Acuario básico

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Los hemos tratado en profundidad en la otra parte de este trabajo y no lo volveremos a hacer ahora. Pero sí es importante saber que este montaje es el adecuado para casi todo tipo de larvas de anfibios y algunos adultos de los géneros Pipa, Ambystoma, XenopusHymenochirus, Typhlonectes, Siren, Lepidosiren, etc… y todo aquello que viva en el medio acuático permanente o temporalmente. Cabe decir que los requerimientos del agua en cuanto a pH y dureza así como temperatura y la presencia o ausencia de ácidos húmicos y tánicos se deben respetar y para ello habrá que documentarse. Las larvas de la mayoría de anfibios de clima templado acostumbran a ser bastante tolerantes en este sentido y otras como las del género Dendrobates no lo son tanto. Otra cosa a tener en cuenta es la necesidad de muchas larvas y adultos de ascender a tomar aire a la superficie. Un acuario para anfibios no debe ser muy profundo en el caso del mantenimiento de larvas y adultos en estado delicado. Por otro lado, cuando se acerca la metamorfosis, muchas especies como algunos Bufo sp. pueden ahogarse si no se les da la oportunidad de salir del agua. Esto se soluciona con una pequeña pieza de corcho o porexpán flotando o mejor aún, vegetación flotante.

 

Un acuario de este tipo debe estar cubierto pues muchas crías son capaces de adherirse en las aristas del vidrio y trepar pero ha de estar ventilado. Se recurre muy a menudo a mallas mosquiteras y similares. Es muy importante saber que este tipo de instalación mantiene una humedad relativa del aire altísima y no conozco un solo caso de reptil que pueda vivir en él sin problemas respiratorios a menos que se ventile enérgicamente: Una culebra acuática o dragón de agua requieren acuaterrario aunque la excepción podría ser la serpiente Herpeton tentaculatum pero nunca tuve una (“Snif…”). Vigila la agitación del agua pues la mayoría de larvas se desarrollan en aguas quietas y no son muy buenas nadadoras, aunque hay auténticas especialistas de los rápidos (Ascaphus sp.). Sobre cómo instalar un equipo de estos, clica aquí (Acuarios) y/o aquí (Terrarios-especies acuáticas) y no olvides todo lo anteriormente descrito.

 

ACUATERRARIOS (En vidrio)

 

Seguimos tratando los recipientes de vidrio con los acuaterrarios. Tenemos toda una categoría dedicada a ellos en este trabajo.

Acuaterrario dividido completo

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Son terrarios de vidrio divididos para contener dos medios, uno acuático y otro terrestre. A mi modo de ver, es el terrario más decorativo y el que permite el mantenimiento de mayor variedad de plantas vivas tanto acuáticas como palustres y terrestres. No obstante plantea algunos problemas derivados de la constante evaporación de la zona acuática que se traducen en una condensación excesiva y una saturación de agua en el sustrato, problemas cuya solución trataremos en el apartado taller.

Es el sistema ideal para mantener infinidad de anfibios, serpientes acuáticas, lagartos de vida anfibia (Hidrosaurus, Phisygnathus, Basiliscus,etc…). Como siempre, la proporción agua – tierra dependerá del organismo a mantener así como la altura del montaje. Cuando cesé en mi actividad no se comercializaban acuaterrarios salvo algunos modelos fabricados en vidrio o metalacrilato cuyo problema, además del precio, era una gran apertura frontal que limitaba su uso al de un acuario con plantas palustres en el que cualquier anfibio o reptil podría huir a las primeras de cambio.

Construirse uno es muy sencillo y no hay más que siliconar uno o varios separadores de vidrio. Los acuaterrarios son realmente versátiles a nivel técnico pues permiten el escalonamiento de terrazas en cascada y un estudio de la división puede conferir un resultado más o menos natural consiguiendo un aspecto muy estético. Aquí veremos tan solo los ejemplos más simples y en el apartado taller profundizaremos un poco más tratando su diseño y construcción.

Abajo, partiendo de un acuario comercial: 1- Acuaterrario con separador simple. 2- Hemos usado dos vidrios para separar. La parte acuática es la de delante. 3- Dos separadores permiten dos niveles y la formación de una pequeña caída de agua. 4- Cascada en esquina que alimentaría la zona acuática.

División acuaterrario

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

 

Acuaterrario vertical

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Los esquemas anteriores se han basado en la modificación de un acuario convencional. Si fuesen fotografías de acuaterrarios funcionando no veríamos gran cosa pues estarían constantemente empañados.

En este caso de la derecha, tenemos un acuaterrario en el que hemos partido de un terrario vertical estandar al que le hemos realizado algunas sencillas modificaciones. El resultado es que no se empaña al haber rejilla inferior frontal bajo las puertas. Vuelvo a insistir, pásate por el apartado taller.

PALUDARIO (En vidrio-plástico)

 

Paludario tradicional

© RCG. Zootecnia doméstica. CCBYSA3.0

Antigua definición del acuaterrario, hoy designa mas bien a aquellos recipientes permanentemente inundados en los que el sustrato de haberlo, podrá o no sobresalir del nivel del agua.

Planteaban problemas de salubridad al descomponerse con facilidad. En esencia se trata de un acuario a medio llenar y sin separador de zona terrestre pues ésta permanecerá semisumergida. De ese modo se mantenían en el pasado la mayoría de anfibios no sin problemas cuya solución pasaba por hacer engorrosos cambios de agua con demasiada frecuencia.

 

paludario comercial

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Este concepto aún hoy es muy común en los cultivadores de plantas palustres en sistemas abiertos superiormente para que ventilen correctamente, impidiendo la presencia de fauna pues huiría con gran facilidad.

Los encontramos en el mercado tanto de vidrio como metacrilato y podríamos incluir aquí incluso un simple recipiente de vidrio o plástico que resulta realmente decorativo y que tan solo admitiría la presencia de algún pez resistente a los fertilizantes.

 

TORTUGUERAS (En vidrio)

 

En el caso de las tortugas acuáticas se nos incorporan dos nuevos problemas. El primero es la gran cantidad de suciedad que producen y el otro la gran fuerza con la que arrastran cualquier objeto decorativo, removiendo y acumulando tierra en la zona acuática e intentando comerse cualquier filtro, termostato o cable que se encuentren.

Los galápagos son animales cuya curiosidad sólo se ve superada por su tenacidad. En contra de lo que puede parecer, son bichos inquietos y despiertos que buscan el punto débil a todo lo que les rodea. Y si esto es aplicable a cualquier “tortuguita” de Florida, ya no hablemos de las temibles tortuga mordedora (Chelydra serpentina) o aligator (Macroclemys temmincki) cuyas mandíbulas son capaces de partir ramas de cierto calibre.

Desgraciadamente, no es factible montar una tortuguera de aspecto cuidado y decoración profusa. Nos hemos de contentar con una instalación estéril. Este término aparecerá a lo largo del trabajo y conviene aclararlo. Consideramos una instalación estéril o de cuarentena a aquella que carece de elementos biodegradables que puedan alimentar a hongos, bacterias y demás microorganismos perjudiciales para la salud de nuestro animal.

Una tortuguera con gravilla fina, plantas acuáticas y una vegetación lujuriosa en su parte terrestre es una utopía a menos que hablemos de estanques o grandísimas instalaciones zoológicas. Es bien cierto que generalmente no son animales especialmente delicados frente al estrés que produce un medio estéril como por ejemplo en el caso de un camaleón.

También debes saber que el mantenimiento del filtro y los cambios de agua son imprescindibles. Las tortugas no comparten enfermedades con los humanos pero un exceso de suciedad prolongado en el agua puede fomentar la aparición de salmonela, organismo peligrosísimo para nosotros. Cabe decir que toda importación de tortugas acuáticas en territorio español exige el control de la presencia de este organismo desde hace años y me consta que se respeta.

Hoy en día el mercado en materia de tortugueras es bastante variado y nos ofrece diferentes modelos basados en un mismo diseño: Acuario de mediana altura con rampa que puede o no albergar un habitáculo para el filtro y el termostato- calentador. Desgraciadamente debíamos encargar a medida numerosas tortugueras de mediano y gran tamaño pues en el mercado se limitaban a los 80×40 cm de base, bastante pequeñas para una pareja de tortugas de Florida (Trachemys scripta) cuya talla adulta ronda los 35cm de plastron.

Tortuguera completa

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Tortuguera completa

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

 

 

 

 

 

 

 

Bañera para tortugas

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Aquí tienes tres sencillos ejemplos típicos de tortugueras. En ambos he puesto rampa y plataforma. La de la izquierda posee un filtro laberinto interior y termostato – calentador para mantener la temperatura adecuada así como una pantalla luminaria con un fluorescente de espectro corregido (Imprescindible). La tapa superior suele ser de vidrio. Sustitúyela por metalacrilato o policarbonato alveolar si no quieres filtrar el espectro ultravioleta de la luz (Algún día imperará el sentido común sobre la reducción de costos, espero). La zona por la que la tortuga no puede escapar debe estar abierta o muy bien ventilada pues una humedad relativa excesivamente alta produce problemas respiratorios y si usas calefactor, estará asegurada. El ejemplo de la derecha posee un filtro interior bajo la plataforma que puede albergar incluso el termostato- calentador (Muy aconsejable). Como siempre, asesórate de la talla adulta de tu tortuga y sus necesidades porque el ejemplo de la derecha es lo que necesitan las “tortuguitas” de Florida cuando dejan de ser tortuguitas y sí, se trata de una bañera, ya hablaremos…

 

TERRARIOS (En vidrio)

 

Terrario doble cubo

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

En materia de terrarios si que afortunadamente, ya podemos encontrar múltiples medidas y proporciones. Es el habitáculo por excelencia y conviene tener presente que mejora en mucho las prestaciones respecto al uso de un acuario con rejilla superior.

Un buen terrario de vidrio debe llevar dos rejillas en lados opuestos y a diferente altura. Preferiblemente será de puertas correderas frontales y bajo estas ya mostrará una rejilla inferior. La otra rejilla se hallará detrás y arriba. Debe tener una abertura superior equivalente a la pantalla luminaria para que el vidrio no nos filtre la luz a menos que ésta sea interior y estanca (Nunca me convencieron. La luz incide lateralmente, ocupan espacio, hay riesgo añadido de electrocución y aunque sea “luz fría”, los extremos se calientan. Una opinión más).

Es el terrario comercial de toda la vida y aunque ahora se estén imponiendo los de puertas batientes, las puertas deslizantes o correderas son mucho más seguras frente a las fugas y facilitan en mucho la manipulación sin escapes.

 

Terrario, convección

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

En el caso de una jaula el aire se renueva por el espacio entre barrotes, ya comentamos cómo oxigenar un acuario y ahora explicaré cómo se ventila un terrario lenta pero constantemente sin que el movimiento del aire nos altere el clima interior. La gran mayoría de terrarios se calefactan para especies tropicales o se mantienen ligeramente más calientes que el exterior buena parte del día a causa de la iluminación. El aire caliente es más ligero que el frío y tiende a ascender. En la imagen de la derecha puedes observar un típico terrario de vidrio de puertas correderas con su imprescindible cierre. Aunque no lo puedas apreciar, bajo las correderas hay una entrada de aire a través de una rejilla y en la parte superior trasera, tenemos otra que permitirá salir al aire caliente. En la imagen de la derecha verás que hemos “desnudado” el terrario y podrás comprobar la trayectoria del aire caliente (En rojo) saliendo por la rejilla superior y dando paso al aire fresco (En blanco) que penetra bajo las puertas. Otra ventaja que nos aporta este sistema es la de evitar el empañamiento de los vidrios frontales pues la corriente interna de aire fresco acaricia la superficie interior igualando la temperatura de ambas caras e impidiendo que la humedad ambiental condense en esta zona.

 

El uso de rejillas es controvertido. Las de aluminio microperforadas son resistentes y útiles pero se obturan fácilmente teniendo que cepillarlas con regularidad pero, en cambio, son caras y raramente instaladas en terrarios comerciales. Las de aluminio convencionales tienen los agujeros de un calibre que ronda los dos milímetros y es fácil que un lagarto pierda alguna uña al engancharse. Muchos lagartos y serpientes tienen el hábito de rozarlas insistentemente con el hocico produciéndose incluso abrasiones que requieren tratamiento. Procura que la rejilla que uses no sea de cantos o filos agudos o cortantes. Algunos prefieren sustituirlas por una serie de finos listones de vidrio siliconados a lo largo y en paralelo dejando una abertura entre ellos de un milímetro y medio. Nuestras baterías de terrarios llevaban rejillas convencionales (Salvo que alimentásemos con drosófila o microgrillo) y los accidentes eran muy raros, casi excepcionales.

En cuanto a medidas y proporciones, ya podemos encontrar cierta variedad sobretodo en cuestión de altura. Los terrarios verticales se suelen utilizar para lagartos y serpientes arborícolas y el tamaño variará en función del animal pues no precisamos más de 80 cm de altura para geckos arborícolas como Phelsuma sp. y por lo menos serán necesarios unos 140 para una iguana.

Terrario vidrio vertical

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Terrario vidrio bajo

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

 

 

 

 

 

 

 

En el otro extremo tenemos los terrarios bajos, ideales para tortugas terrestres (De pequeño y mediano tamaño, las adultas pueden romper los cristales), escincos como Tiliqua sp. y serpientes poco dadas a trepar. La cuestión es ofrecer el máximo de espacio aprovechable a nuestro animal sacándole el mayor partido a nuestros recursos. Tienes un anexo sobre cómo construirlos en el apartado “Taller”.

Terrarios- insectarios a partir de un acuario

 

Los criadores de serpientes, geckos, aficionados a las tarántulas, y todos aquellos que requieren habitualmente de cantidad de pequeños terrarios o insectarios, a parte de los transportines de plástico recurren a menudo a modificar acuarios convencionales. Algunos de estos sistemas ya se encuentran en el mercado y no acostumbran a ser caros. Al ser de vidrio no se rallan tan fácilmente y se pueden limpiar y desinfectar sin problemas ni teñir los plásticos.

Insectario partiendo de acuario

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Insectario partiendo de acuario, despiece

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

 

 

 

 

 

 

 

Nosotros utilizamos dos sistemas, uno con puerta corredera superior y otro con puerta de ballesta frontal, mucho mas seguro. El primero es el típico acuario con marco de plástico en el que modificamos la tapa cortando una pieza que reposará sobre el marco como corredera con su tirador siliconado. Otra pieza ya fija, se silicona por debajo del marco dejando un espacio al final del acuario para siliconar la rejilla (Imágenes arriba, izquierda y derecha). Este sistema es desaconsejable en lugares frecuentados por niños o de cara al público porque es muy fácil que se deje la tapa mal cerrada con el riesgo de fuga que esto conlleva. Por aquel entonces ya se comercializaba este sencillo terrario.

 

Insectario puerta ballesta

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

Batería insectarios ballesta

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

El otro sistema más seguro, lleva la puerta frontal (Imagen derecha) y requiere desmontar un lateral del acuario para cortarlo y volver a siliconarlo. Hay que encargar dos piezas de vidrio, una para la tapa superior que no llegará al frontal para que la puerta se desplace, ni al final para pegar una rejilla de ventilación. Y otra que será la puerta cuyas medidas tomaremos después de instalar las correderas. Se fijan dos correderas en los laterales de la puerta con silicona para plástico y un tirador en la puerta que hemos cortado o encargado. En este pequeño montaje las fugas son impensables y permite el uso de baterías completas hechas en aglomerado con melamina e iluminadas estante por estante con un tubo común. Se pueden calefactar con esterillas externas o haciendo pasar un mismo cable de silicona por varios de estos pequeños terrarios.

 

Para exponer al público conviene no usar tirador sino ventosa para deslizar el recipiente ligeramente hacia afuera y después subir la puerta. Fué el sistema más seguro que tuvimos y jamás nos dió problemas. Estas baterias las utilizamos para exposición de artrópodos y crecimiento de Lampropeltis, Elaphe, Pogona, Eublepharis, Paroeduras, etc…, convirtiéndose en una “guarderia” que resultó ser un foco de atención.

 

Ir a Construir un terrario>

Ir a Contruir un acuaterrario>

Ir a Construir un Terrario partiendo de acuario>

 

Estás en Terrarios de vidrio

Ir a Terrarios de madera>

Ir a Terrarios de plástico>

Ir a Mixtos y otros>

Ir a Grandes terrarios>

 

Volver a Modelos de terrario<

Suscribete a Zootecnia Domestica

Apuntate a nuestro newsletter y recibe nuestras novedades el primero.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR