Acuariofilia y ética

Archipiélago de Riau. 1-Reserva de la biosfera Riau. Ariau Aditya CCBYSA3.0. 2-Deforestación. Archipiélago de Riau. Wakx CCBYSA2.0

Acuario y ética

 

Una creciente preocupación por la situación medioambiental plantea nuevos retos y dilemas a los coleccionistas de fauna viva. Esta tendencia está fundada a causa del rápido deterioro de los hábitats, el cambio climático, el crecimiento demográfico y sobretodo una economía insostenible que devora sistemáticamente las reservas de fauna y flora allí donde abunda la biodiversidad y desgraciadamente escasean aquellos recursos que permitan un desarrollo sostenible.

El primer mundo ha esquilmado sistemáticamente los recursos de terceros países desde tiempos históricos y ahora nos erigimos como garantes de la preservación, pretendiendo dar lecciones y escandalizándonos con la deforestación incontrolada, la extracción indiscriminada con tecnologías obsoletas o la pesca extractiva no selectiva por poner algunos ejemplos. Si de algo podemos presumir los países industrializados es de tecnología e hipocresía a iguales dosis.

 

Contenido:

1-Introducción.

2-Acerca del coleccionismo.

3-Coleccionismo mal entendido.

4-El aficionado como cliente.

5-La desinformación: Canales “fake” y redes.

6-El comercio.

7-Liberación de especies exóticas.

8-Acerca de la repoblación incontrolada.

9-El “hardware” mal concebido.

10-Incompatibilidades.

11-Tamaño y número: Población.

12-Especies que no se reproducen.

13-Especies relictuales.

14-Comercio alegal e ilegal.

15-El concepto “marca, modelo”: Subespeciación.

16-Líneas de cría discapacitantes.

 

Introducción: Acuario y ética

Garrafa PET como acuario

© RCG. Zootecnia doméstica. CCBYSA4.0

Empecé con esto de los acuarios y terrarios siendo niño. De hecho, mis primeros montajes en casa venían motivados por la curiosidad por mantener, observar y criar aquello que encontraba en mis constantes incursiones en ríos, charcas, bosques, praderas y pedregales.

Aunque ahora nos parece inadecuado, era frecuente el uso de garrafas de plástico recortadas a modo de acuario en el que asistir a la metamorfosis de anuros y urodelos, caracoles e incluso pequeños peces sin más tecnología que el cambio de agua con la salvedad de que no existía el PET (Foto) y estas eran blancas y opacas. Con todo, ya mejoraban sensiblemente a la típica pecera de bola que aún hoy se comercializa.

 

Por qué nos parece hoy inadecuado aquello que ayer era aceptable?: Conocimiento y por tanto, educación.

 

Riera Passarell tras construir presaEran los años 70/80, una época en la que España sufrió un desarrollo implacable y por aquel entonces necesario, lo que me hizo ser testigo de la rápida degradación de los medios que frecuentaba. Un síntoma que me quedó grabado a mis trece años fue ver con alegría como asfaltaban mi urbanización para poco después amputar parte de mi riera favorita con una presa innecesaria.

Ya podíamos correr en bicicleta como locos pero se acabó la pesca de cangrejos y aparecieron las especies invasoras.

Foto: Riera Passarell, hoy estanque del Molí Nou. Moianés. Imagen de Wikiloc.

 

Ver de primera mano la destrucción del hábitat que había despertado mi interés por lo vivo me planteó un serio conflicto ético. Fue tan solo el primero pues a partir de ese momento se activó en mi un sentido crítico que me ha acompañado durante mi trayectoria hasta hoy. Paralelamente a mi actividad durante todos estos años han ido apareciendo o simplemente he ido descubriendo prácticas que se me antojan irresponsables y que no han hecho mas que acomodarse para formar parte de la “normalidad colectiva” tras ser asimiladas ya por toda una generación que no ha tenido la oportunidad de conocer “el antes”.

 

Nunca he tenido pelos en la lengua y tal vez así me haya ido pero a estas alturas que más me da. No voy a hacer una excepción aquí y me limitaré a enumerar toda una serie de prácticas que personalmente, entiendo debieran erradicarse de una vez por todas. El principal valor o competencia de un acuario o terrario siempre debería ser la divulgación o el conocimiento que despierte la curiosidad por todo lo vivo aunque sea tan solo a nivel personal y pese a que nos muevan otros interesantes alicientes que además son compatibles: El necesario entretenimiento, los positivos aspectos psicológicos, su faceta decorativa e incluso otros grandes valores como el asociacionismo creo que debieran pasar a un inestimable segundo plano.

© Mngai Rogers. CCBYSA2.0

 

Por contra, la restitución sistemática de animales que mueren, la imposibilidad de reproducirse, la superpoblación por mero afán coleccionista o la incorrecta elección de especies a menudo capturadas en el medio natural y/o un mal asesoramiento en este sentido, dan al traste con la filosofía del acuarismo- terrarismo y los condenarán irremisiblemente a una desaparición progresiva fruto de una legislación más o menos consecuente con las nuevas ideologías que hoy se gestan entre una ciudadanía cada vez más concienciada aunque en ciertos casos inculta*.

 

Empieza la polémica

Cuando se habla de ecología el asunto se torna terriblemente complejo pues todo organismo interactúa con el resto. Sin embargo y desgraciadamente cuando se habla de ecologismo, en ocasiones (No siempre, cuidado) todo parece ser terriblemente simple. La diferencia la marca la ignorancia, sin más un ejemplo:

*Si eres de los que están en contra de los acuarios y terrarios pero dejas salir a tu gato de casa debes saber que el 13% de la fauna silvestre europea está siendo depredada indiscriminadamente por gatos domésticos. La peor parte se la llevan las aves silvestres, anfibios, reptiles e insectos. (Fuente>)

 

El coleccionismo es por sí mismo repudiable?

© RCG. Zootecnia doméstica. CCBYSA4.0

 

En mi opinión, el coleccionismo y sobretodo la exposición tienen aspectos muy positivos y diversos. Por un lado muestra una vertiente didáctica de gran valor en una sociedad cuyo progreso nos ha concentrado en grandes urbes cada vez más distanciadas del medio natural. Una oportunidad sobretodo para los niños de descubrir nuestros medios naturales aunque sea de forma limitada. La razón de ser? Solo se siente la necesidad de proteger aquello que se conoce.

Aphanius iberus

© Aphanius iberus. Osado CCBYSA3.0

Otro argumento a favor es la conservación de efectivos en cautividad para ser reintroducidos de nuevo en su medio tras un desastre ecológico ya sea de origen natural o antrópico. Esto suena muy bien pero veremos que requiere del mantenimiento de los linajes salvajes, ya hablaremos. Existen proyectos a nivel internacional cuyos voluntarios destinan sus acuarios e instalaciones privadas a la reproducción de especies en situación crítica con ese fin. Ya se han realizado diversas repoblaciones con éxito tras solventar la pérdida de hábitats mediante su regeneración. Por poner algún ejemplo cercano: Aphanius iberus y Valencia hispanica en la Península Ibérica.

El comercio es una fuente de recursos económicos en zonas carentes de otras riquezas siempre que la gestión sea sostenible, ya comentaremos.

Y los más consabidos y ya tópicos: El mantenimiento de acuarios y terrarios genera en los más pequeños valores como la responsabilidad, relaja y entretiene a los adultos y mantiene activos y ocupados a los más mayores.

Pero desgraciadamente no siempre es así y de eso va tratar este artículo pues un coleccionismo irresponsable provoca el efecto contrario por los mismos motivos: Es una actitud repudiable que además como veremos, se autopromociona hasta normalizarse…

 

Las causas del coleccionismo mal entendido

Principalmente son dos: La ignorancia o desconocimiento y el uso de esta para lucrarse. En la gran mayoría de casos el desconocimiento es el origen de una mala adecuación. Es lógico en parte y tan solo en el caso de la compra compulsiva pues el que se inicia en estas aficiones se encuentra ante algo nuevo, diverso y sobretodo complejo que acaba de descubrir frente a un escaparate. En este caso, el neófito casual suele carecer de más información en ese momento que la que le proporciona un establecimiento detallista aunque hoy tampoco sea excusa pues hasta ahora, jamás habíamos contado con tanta documentación (Ahora hablamos). Aquí empieza todo y este es uno de los aspectos a tratar.

 

El aficionado como cliente

No pienso victimizar aquí a nadie porque tras una vida comiéndome el coco creo firmemente que si tratamos la ética en el acuarismo y terrarismo, hoy en día todos somos víctimas y culpables.

© RCG. Zootecnia doméstica. CCBYSA4.0

De nuevo me remonto a los años setenta. Aunque ambas disciplinas dispusieran ya de una larga trayectoria (En menor medida la terrariofilia, claro) no podíamos decir lo mismo de las comunicaciones o el acceso a la información. Por aquel entonces nuestra fuente de información era el comercio, allí donde lo había pues no eran frecuentes las tiendas especializadas e inexistentes fuera de la gran urbe. Afortunadamente al menos tres publicaciones especializadas se alternaron y hasta coexistieron en materia de peces de acuario y eso sí, el que tuviera una buena librería a su alcance ya podía hacerse llegar publicaciones extranjeras (Y traducirlas). Sobretodo el asociacionismo tuvo un papel fundamental pero claro, limitado a su ámbito geográfico salvo por sus valiosos boletines que llegaban por correo. Eso era todo junto con una limitada bibliografía que aquí a menudo se traducía ya obsoleta. Un acuarista de provincias era forzosamente un pionero y un terrarista lo era siempre, incluso en la urbe, je…

A fecha de hoy cuando todo el mundo, hasta los niños, sostiene en sus manos un “smartphone” con conexión a internet es imperdonable e inexcusable la desinformación.

 

La primera en la frente! Foros a los que consultar, páginas web que leer, blogs y demás publicaciones digitales con las que contrastar la información de forma totalmente gratuita. Aquí falla algo y es más grave de lo que parece pues forma parte del inconsciente colectivo. Una persona pasa por delante de un comercio. Se enamora de lo que ve. Pregunta sobretodo el precio para después informarse de los requerimientos en cuanto a coste de mantenimiento primero y luego ya sí, el mantenimiento en si mismo.

Puedo asegurar que la mayoría de mis antiguos clientes que identificaba como neófitos seguían ese orden hasta hacerles saber de la imposibilidad de mantener tal especie de tal modo. Llegados a este punto no era raro que mostraran cierta contrariedad hasta el extremo de tener que oír el consabido -“Parece que no me lo quieras vender”-. Verídico y no fue una sola vez, no.

En efecto, es una cuestión cultural cuya solución es tan solo educacional y por tanto muy lenta.

Ahora hablamos de educación en valores (Puesto que estamos hablando de ética) y claro, otra vez aparece el inconsciente colectivo: Cosa del colegio. No vamos a esperar un nuevo plan de estudios y su consabido relevo generacional. No, porque además tampoco es cosa del colegio. También es en casa, en un parque, en la playa, en el monte. Tenemos un largo recorrido por delante pero lo malo es que no nos queda mucho tiempo.

 

La desinformación: Canales “fake” y redes

Las redes sociales y plataformas de vídeo permiten expresarse con relativa libertad (Cada vez menos) y eso siempre debería ser bueno. La ausencia de sentido crítico por parte de la mayoría de usuarios reacios a contrastar la información provoca el enaltecimiento y proliferación de contenidos falsos, inadecuados o simplemente tendenciosos pero a menudo infundados. Todos o casi todos conocemos algún “youtuber” cuyas declaraciones podrían declararse como cómicas de no tratarse del mantenimiento de animales vivos. Seguimos hablando de educación y de nuevo aparece la ausencia del pensamiento crítico en nuestros planes de estudio. Las consecuencias son graves incluso más allá del asunto que nos ocupa.

Si buscamos un vector que sea capaz de dirigir correctamente el mensaje adecuado al lugar adecuado, encontramos a los medios de comunicación, las asociaciones, los propios foros, blogs, webs y sobretodo el comercio:

 

El comercio

Comercio asiático

© Alexander Wong. CCBYSA4.0

Ahora me paso al otro lado del mostrador, dudosa ventaja que me otorgan mis vivencias personales:

Oficina

© D.P.

Se hace necesario un código deontológico (Ético) a nivel estatal o incluso europeo y en último término internacional, que debería ser consensuado bajo la supervisión de personal cualificado tanto en el campo de la biología así como del ámbito comercial y llamando a consultas a representantes de asociaciones de acuariofilia y terrariofilia.

Fácil de decir pero se trata de tres partes en conflicto de intereses, las tres grandes conocedoras de su campo. Si llegados a un acuerdo de mínimos se consigue redactar y publicar un “manual de buena conducta” o código deontológico ya podría aplicarse un obligado cumplimiento por ambas partes, comprador-vendedor, con lo que daríamos un gran paso que en parte sería el germen que algún día aseguraría el futuro de nuestra actividad.

 

El asociacionismo comercial: Gremio

La inexistencia de un gremio que englobe la totalidad de productores (Criadores, cultivadores), importadores, distribuidores y detallistas impide su defensa frente a los ataques oportunistas que en campaña electoral sufre este pequeño sector cada cuatro años, en los que sistemáticamente la clase política de turno, sabedora de la necesidad de tomar medidas acordes a la situación, decide sentenciar un pequeño sector para conseguir un gran número de votos.

Solo en periodo electoral parece ser un buen momento para legislar o regular la actividad de forma precipitada y con una falta de rigor en ocasiones inaceptable aunque no siempre, ojo. De hecho en España, con frecuencia nos salva el tradicional incumplimiento de las promesas electorales, pero esto forzosamente tendrá que cambiar y llegado el momento no estaremos preparados para alcanzar un ya necesario acuerdo que beneficie a todos y en el que por una vez, prevalezcan tanto rigor como consenso.

 

La precariedad del mercado laboral

Aula

© Frwl. CCBYSA2.0

A qué viene esto? Pues tiene una relación directa con la calidad y formación del personal cualificado que requiere el comercio de animales vivos. No solo es necesario homologar una formación que capacite al personal especialista a nivel estatal y sin la intervención de la empresa privada cuyo interés ya se ha demostrado.

Diversos centros cobran a sus alumnos por impartir unos contenidos redactados por la propia empresa, que además exigen de unas prácticas en sus propios centros detallistas (Alumnado que paga por trabajar o simplemente no cobra, sustituyendo puestos especializados. Esto se ha dado durante años al menos en Barcelona).

Se hace imprescindible en este sector la permanencia en el puesto de trabajo. Sencillamente, la eventualidad provocada por decisiones administrativas de carácter económico dada la coyuntura laboral española, imposibilita una trayectoria profesional longeva y por tanto cualificada. Algo que podemos comprobar a diario observando la renovación de personal en grandes cadenas o comercios de cierta envergadura.

 

Dos conceptos comerciales

Establecimiento

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

-Un establecimiento detallista de barrio no se puede permitir ciertas prácticas y perdurar en el tiempo: Tus clientes son locales y el vecindario se conoce. Con todo, los hay y cambian de manos con relativa frecuencia porque el que llega no siempre conoce el oficio.

-Un establecimiento detallista en zona comercial, ya sea centro comercial o núcleo urbano de gran afluencia dispondrá de multitud de clientes ocasionales de los cuales un bajo porcentaje (Respecto al de barrio) se tornarán habituales. La compra compulsiva será un gran aliado y las prisas en hora punta y fines de semana estarán a la orden del día pues la falta de personal suele ser crónica.

Esto es de vital importancia: Si queremos que nuestro sector sobreviva, hemos de asesorar convenientemente al neófito. Dicho groseramente, vender mucho y mal es pan para hoy y hambre para mañana incluso o sobretodo en aquellos centros cuya ubicación aporta un gran número de visitantes ocasionales y que carecen de una clientela fija, pues alimentan peligrosamente los argumentos en contra de nuestra actividad.

 

Hacer efectiva la aplicación de las leyes

© RCG. Zootecnia doméstica. CCBYSA4.0

Existen normativas y leyes en diversos ámbitos, tal vez demasiados. Tenemos normativas locales, leyes autonómicas, estatales, europeas e internacionales. Pero es que además y por separado, atañen a la protección de especies en peligro de extinción, las propias de las especies invasoras y por último las inherentes a la correcta adecuación o instalación (Núcleos zoológicos). No solo resulta difícil para un aficionado o profesional modesto asesorarse en un momento y lugar dados sino que aplicarlas requiere de muchos recursos tanto humanos como económicos y entramos inevitablemente en el terreno económico. Destinar los recursos necesarios para su aplicación tanto en el entorno doméstico como profesional y las consiguientes inspecciones es deficitario respecto al volumen de negocio que genera esta actividad.

Esto deriva por un lado en una resultante falta de celo de unos y otros ante la ausencia de recursos y por el otro, genera en el campo legislativo una dinámica de prohibición sistemática donde debería darse la regulación. No soy quien para ofrecer una solución a tan complejo asunto pero se me antoja necesario homologar las diversas normativas tanto a nivel local como autonómico, estatal o internacional excepto claro está, en lo que concierne a taxones y territorio es decir: Catálogo Español de Especies Invasoras, pues las restricciones están y deben estar forzosamente vinculadas al ámbito biogeográfico.

Unificar? Para qué? Para hacer su comprensión y difusión más sencilla tanto a aficionados como profesionales, esa es mi opinión. Pero tampoco servirá de mucho si las instituciones no se esfuerzan en legislar, difundir y aplicar con meridiana claridad.

Tenemos aquí algunos pequeños artículos sobre legislación>

 

Trazabilidad

© Geenpeace.org

Conjunto de medidas o acciones que permiten seguir la trayectoria de un ejemplar desde su captura, nacimiento o propagación hasta llegar al cliente final. No es nuevo y en ello se fundamentó el Convenio de Washington (CITES). No podemos “microchipar” o tatuar todos los peces o plantas ni es preciso pero sí que deberíamos activar los protocolos necesarios para realizar un completo seguimiento desde su primera captura o expedición hasta su residencia definitiva. Es inadmisible que en España con la ley en la mano hoy sepamos donde se cultivó un tomate o se pescó una merluza con tan solo ir a la frutería o pescadería y no podamos saber de donde proceden los peces cardenales de la tienda de al lado. No es de recibo…

 

Procedimientos

Me desconecté de este farragoso tema hace ya quince años, desconozco si ha mejorado sustancialmente. Tan solo algunos apuntes, algunos con suerte ya obsoletos:

© Can Sanpere. CCBYSA3.0

-Si toda ley hace referencia a la sistemática o nomenclatura binomial (Nombre científico, género, especie, subespecie…), cómo es posible que recibiese listados internacionales de criadores o listados y facturas nacionales de importadores y distribuidores en los que en la mayoría de peces, anfibios, reptiles y plantas constaba un nombre común, localismo o incluso un término inventado en un idioma ajeno por el mero hecho de que resulta atractivo comercialmente? Todavía es así? Agradeceré cualquier información al respecto.

-Acceder a la documentación que regula las disposiciones y requerimientos para la obtención del Núcleo Zoológico acostumbraba a derivar forzosamente al asesoramiento de un veterinario cualificado cuya relación o trato continuado con el organismo competente local le hacía conocedor de los mismos, esto previamente a la inspección prescriptiva. Es esto consecuente de cara a un aficionado sin actividad comercial alguna que está obligado a la legalización de sus instalaciones? Todavía es así? Agradeceré cualquier información al respecto.

-Inscribir los nacimientos de ejemplares bajo CITES requería su transporte (En ocasiones en un momento delicado para los ejemplares neonatos o metamorfoseados y/o a gran distancia) y su presentación ante una autoridad que pese a su interés (En mi caso siempre lo hubo) se mostraba desbordada por la falta de recursos. Todavía es así? Agradeceré cualquier información al respecto.

-Hace poco (2018) se modificó la normativa CITES en España. Esta incluye la necesidad de “microchipado” (Implante y registro de microchip) o marcado en numerosas especies (Me parece una buena medida a priori). Su correcta interpretación ha sido tan compleja que algunos comercios se han visto en la necesidad de convocar charlas, así como algunas entidades jornadas explicativas para las que costó encontrar personal debidamente informado que además, manifestó la presencia de serias lagunas que requerían de consultas por procedimiento administrativo.

 

Liberación de especies exóticas

Procambarus clarkii

© RCG. Zootecnia doméstica. CCBYSA4.0

Ya sean ejemplares, sus huevos, alevines o propágulos vegetales e incluso la vida microscópica exótica, está suponiendo un serio quebradero de cabeza que lo convierte en la mayor amenaza que actualmente debe afrontar nuestra actividad. Ya no se trata tan solo de no liberar ejemplar alguno en el medio sino de tomar medidas con las aguas de desecho, podas vegetales y accesorios como salabres, mangueras, recipientes, etc… que sean susceptibles de usarse simultáneamente en nuestros acuarios y terrarios así como en el medio ambiente.

-Utilizar el agua residual de los acuarios para el riego o verterla en terrenos habitualmente secos y no inundables es una medida razonable antes que cualquier desagüe pues nuestros sistemas de depuración todavía no están preparados ante tal amenaza. Lo comentamos aquí>

-Desinfectar transportines, botes, salabres y demás accesorios si salimos al campo con ellos, más aún si cambiamos de cuenca hidrográfica. Esto incluye nuestras botas de agua, etc… La lejía es barata y cumple razonablemente con este propósito.

Imagen: Procambarus clarkii, un azote en Europa proveniente de norteamérica.

 

La repoblación exige asesoramiento profesional

Evitar por todos los medios la repoblación de fauna autóctona sin la supervisión de un profesional cualificado. Un objetivo bienintencionado puede acarrear resultados desastrosos. Un ejemplo que me saco de la manga pero común: Tras diez años de sequía por fin mana agua en la fuente y el viejo estanque se llena pero ya no quedan tritones. Un compañero de otra provincia me hace saber de una población de tritones de la misma especie que aquí vivía y decidimos capturar unas parejas (Algo que la ley prohíbe tajantemente) para repoblar el hábitat reconstituido (Esto también está regulado). Es la misma especie? Y la subespecie? Están libres de patógenos exóticos o los estamos propagando? Existen entidades que disponen de personal experto en estos temas. Si quieres colaborar serás bienvenido y cumplirás una labor social que el medio te agradecerá.

 

Los acuarios, acuaterrarios, terrarios y accesorios (“Hardware”)

 

Pecera de bolaPecera de bola

No es un acuario. Su uso debería estar limitado a otras actividades (Cactus, etc…) y debería estudiarse su prohibición en acuariofilia.

Lo comentamos aquí>

 

Falsa tortuguera. Compártela!Tortuguera riñón o isla

No es una tortuguera. No reúne los mínimos requerimientos para facilitar una vida digna. Debiera estudiarse su prohibición.

Lo comentamos aquí>

 

fauna boxEl transportín

No es un acuario o terrario “sensu estricto”. Tienen diversas aplicaciones tanto en acuariofilia como terrariofilia pero limitadas a casos concretos. Manejar estos recipientes requiere de cierta experiencia y conocimiento. Conviene asesorar en el momento de la venta.

Lo comentamos aquí>

ecoesferaEcoesfera (“Ecosphere”)

No es un acuario, sino un revelador experimento que en su día manifestó los límites de la supervivencia en un ecosistema cerrado. Se extrajeron interesantes conclusiones y ahí debió quedarse. No ofrece unas condiciones dignas a sus habitantes.

Lo comentamos aquí>

Los llaveros vivos

No merece mayor comentario más allá que poner de manifiesto la absoluta falta de respeto por lo vivo que puede llegar a tener un organismo como el “sapiens”. Indecente y preocupante. Tal vez el caso más extremo que he podido conocer.

No lo comentamos por aquí…

Equipamiento deficiente o insuficiente

-La competencia comercial ofrece en ocasiones acuarios completos con equipamiento insuficiente. No polemizaremos sobre lo que constituye o no fraude pero si haremos hincapié en que el cliente descubrirá su ineficacia tras sufrir víctimas en muchos casos. Ya sea por dificultades económicas o simple pereza, es frecuente ver como algunos aficionados prescinden de equipamiento o aprovechan equipos insuficientes o inadecuados. Lamentable. Lo comentamos aquí>

Si eres un amante de los acuarios y terrarios y no dispones de recursos, te propongo una cuarentena de soluciones aquí>

 

Termostato bimetálico sumergibleTermostatos-calentadores preajustados

Aparecieron hace unos pocos años y no son regulables por extraño que parezca. Aquí conceptualmente la industria ya ha dado por hecho que todo organismo acuático puede mantenerse a una misma temperatura…

 

El “nanoacuario”

La crisis inmobiliaria ha provocado una falta de espacio que ha permitido proliferar a estos diminutos tanques hoy de moda. Nada en contra salvo de cara a aquellos aficionados que acaban de descubrir la acuariofilia. Pocas especies se desenvuelven con soltura en un medio tan limitado pero es que además, mantener estables los parámetros requiere de cierta experiencia anterior con acuarios de mayor volumen. No se trata de prohibir sino de informar.

Focos estanqueLa iluminación subacuática decorativa

Tiene consecuencias en los organismos acuáticos de diversa índole. Altera el ciclo circadiano (Día-noche) tanto a peces como anfibios, reptiles, y demás habitantes incluidas plantas y afecta a la verticalidad de multitud de peces. No confundir con la correcta reproducción del ciclo lunar (Frecuentemente sobredimensionada).

Lo comentamos aquí>

 

 

Una mala elección: Incompatibilidad

-“En un ecosistema, cada especie escoge su nicho ecológico. En un acuario o terrario lo hacemos nosotros”-

 

Estos casos se suelen dar a partir del concepto “acuario comunitario“. La mayoría también pueden darse en anfibios y reptiles que comparten habitáculo.

 

© Zootecnia doméstica. Der. Res.

La incompatibilidad química: Tan sencillo como mantener dos especies con requerimientos distintos frente a la química de agua. Es frecuente leer expresiones como “parámetros de compromiso” (Ajuste de parámetros intermedio) que debiera referirse al rango común dentro de la tolerancia de sendas especies pero raramente se estudian sus efectos a largo plazo. El colmo ahora llega con el mantenimiento de especies de agua dulce y salada en un mismo tanque, algo que se atreven a divulgar ciertos “youtubers”. Lo vemos aquí>

 

 

La incompatibilidad térmica: Mantener especies de distintos requerimientos térmicos en un mismo tanque. Lo más frecuente es combinar peces de agua fría y caliente. Es habitual oír en el comercio expresiones como “temperatura tropical“, algo que debería erradicarse. Un dato no es una aproximación.

 

La incompatibilidad trófica: Varios aspectos diferentes y se dan en peces anfibios y reptiles. El más evidente se da cuando un animal puede depredar a otro, sencillo. Cuando la velocidad de una especie imposibilita alimentarse a otra. Cuando los requerimientos alimentarios difieren sustancialmente (Especies insectívoras, carnívoras y vegetarianas en un mismo habitáculo sin opción a elegir).

 

La incompatibilidad etológica: Este caso es evidente y no requiere extenderse. Una especie territorial en superioridad física frente a otra que no tiene capacidad de defenderse. Una especie de comportamiento tímido y oculto junto a un nervioso cardumen hiperactivo, Etc… También debe prevenirse cuando dos o más tanques se mantienen próximos visualmente. Especialmente importante en terrarios, hemos tenido malas experiencias en este sentido (Estrés, inapetencia).

 

La incompatibilidad climática: Propio de animales terrestres sometidos a climas diferentes. Supone el desajuste o imprecisión frente a unos u otros en materia de temperaturas máximas, mínimas, amplitud térmica diaria, anual. Humedad relativa y sus alteraciones diarias, estacionales.

 

Tamaño y número

Población neones 60l.Inherente a todo organismo vivo. Sin duda es el desequilibrio más habitual que afecta a la calidad de vida de nuestros animales y que más problemas conlleva a corto, medio y largo plazo. Afecta seriamente a la calidad del agua en acuario y a la higiene y profilaxis en terrario pero también etológicamente conlleva consecuencias. El hacinamiento por número de ejemplares o talla es uno de los grandes caballos de batalla de la acuariofilia y la terrariofilia. La dificultad que encierra la ausencia de normas universales en este sentido provoca numerosas discrepancias que confunden a todo aquel que pretende informarse. Además son diversos los factores que intervienen como:

 

-Volumen del tanque

-Talla adulta de la especie

-Comportamiento de la especie (Requerimientos de espacio)

-Eficiencia del equipamiento en acuarios (Filtrado)

 

Población total escalares 60l.No debemos obviar algunas excepciones:

-Superpoblación en acuarios de mbunas (Malawi). Una práctica que inhibe la territorialidad y cuyas consecuencias a largo plazo tal vez deberían ser motivo de estudio (Puede que ya exista).

-Superpoblación en acuarios comerciales de venta (Nunca de exposición, desgraciadamente es frecuente e imperdonable). El equipamiento de estos acuarios y la corta permanencia o rotación de sus habitantes permite en muchos casos la superpoblación pero no debemos obviar que es un mal ejemplo para los no iniciados, algo que de algún modo debería advertirse.

-Superpoblación en terrarios: Salvo excepciones como las crías de tortuga acuática, primeras semanas de vida en algunos saurios y anuros metamorfoseados (Requieren de sobrealimentación) y en el alimento vivo, en mi experiencia no debería darse en ningún otro caso (Higiene, profilaxis y estrés)

Seguimiento en comercio: Es una buena medida en el comercio hacer saber al cliente neófito que debe ir incluyendo en una lista el número de peces que mantiene y la especie. Lo puse en práctica en su día y aunque se la olvidaban sistemáticamente, les facilitaba la memoria de manera considerable. La superpoblación es uno de los principales aspectos a observar y corregir desde un centro especializado que se precie. Es uno de los argumentos en contra de más peso y por tanto de los que más dañan a la imagen de la actividad.

Lo comentamos aquí>

 

Especies que no se reproducen en cautividad

Acuario marino

© Martin Fisch. CCBYSA3.0

Parece injustificable que todavía se vendan especies capturadas del medio en gran número. También resulta injustificable la prohibición total de las extracciones en aquellas zonas carentes de tejido industrial o agricultura intensiva. Se hace imprescindible un control continuo de las poblaciones que gestione el número de capturas. Esto resulta especialmente difícil en lugares sin infraestructura gubernamental o aquellos en que ésta está afectada por la corrupción.

Una familia indígena que descubre una fuente de ingresos en la extracción valorará en mucho la permanencia de su actividad y por tanto la preservación del medio. Un comercio injusto o la falta de control provocará el descenso de las poblaciones.

No conseguiremos la cría en cautividad de una nueva especie si no tenemos acceso a ella, pero de conseguirlo no solo la extracción pasará a ser innecesaria sino que dispondremos de una valiosa reserva genética con la que repoblar en caso de desastre medioambiental (Natural o antrópico).

Desconozco si existen iniciativas respecto al control y certificación internacional en agua dulce. Ya hace años que se dan en agua salada, lo que ha fomentado el cultivo de roca viva y multitud de invertebrados en el propio medio natural. En la imagen un pez payaso (Amphiprion sp.). Ya es habitual su reproducción en cautividad en el entorno doméstico. No fue así durante décadas.

 

Especies relictuales descubiertas y comercio alegal

Se están dando casos en los que se descubren especies relictuales es decir, una especie “nueva” cuya área de dispersión es muy reducida. Esto lógicamente se da en el reino animal y vegetal y nos afecta directamente pues a menudo el único interés comercial que despierta el hallazgo concierne a la acuariofilia y terrariofilia. Por mentar un caso de actualidad, el género Bucephalandra del cual varias especies y numerosas subespecies han sido descritas, algunas ya en acuario y en continentes vecinos. Pero es que ya disponemos en el mercado de subespecies extintas en el medio que se describieron hace tan solo unos cinco o seis años e incluso se ha descrito alguna ya extinta tras su estudio en acuario… Dado que no estamos tratando de especies protegidas por ley alguna, su tráfico no puede considerarse ilegal sino alegal.

Es un problema de procedimiento o protocolo primero y después la ya crónica lentitud de los procedimientos legales. El comercio y las comunicaciones son más efectivos y diligentes que los protocolos proteccionistas. Debería estudiarse de cerca la agilización de los estudios de campo, su inclusión en IUCN , su posterior inclusión en CITES y su rápida publicación en los boletines oficiales, nada fácil pues además los recursos escasean. Son casos que ponen de manifiesto nuevas facetas negativas de la globalización.

Tan solo tres ejemplos diversos:

Bucephalandra sp.

 

Ver arriba.

 

Yaoshania (Protomyzon) pachychilus (“Locha panda”)

 

Sus poblaciones se han visto seriamente reducidas.

 

Neurergus kaiseri (“Tritón de Kaiser”)

 

Se estima que quedan unos mil ejemplares en arroyos de Irán. (Fuente. IUCN)

 

Como novedad, comentar que organizaciones de tráfico alegal ya recurren a la información en materia de investigación para geolocalizar especímenes aún por describir y con interés comercial. Fuente>

El comercio o tráfico ilegal

Poco comentaremos aquí dado que este es un tema tratado hasta la saciedad. El impacto del tráfico ilegal en peces de agua dulce es inferior en cuanto a volumen a otras especies como aves, mamíferos, anfibios o reptiles pero no por ello excusable. En toda transacción ilegal es tan culpable el que captura y vende como el que compra. Así de simple.

 

Métodos de cría bajo inyección hormonal

El uso de hormonas para estimular la puesta provoca una alta mortandad en reproductores. Algo asumible tan solo en el ámbito científico pero a mi parecer injustificable como medio de producción comercial.

 

Aparece el concepto de “marca”

© Eclipse Exotics. CCBYSA3.0

Un ejemplar especialmente atractivo es más susceptible de venderse y cotizarse. Un criador que consiga fijar alguna de estas características dispondrá de un rédito a corto y medio plazo ampliando sus ingresos hasta que sus ejemplares se tornen ya comunes en el mercado. No debiera haber nada negativo en ello salvo que el nuevo rasgo provoque discapacidad pero existe la letra pequeña.

Conservar esta exclusividad comercial en algunos casos ha inducido en el pasado a la esterilización de ejemplares. La venta exclusiva de un único sexo. La introducción en el mercado de ejemplares heterocigóticos (Aparentemente normales pero portadores de ese gen característico que además es hereditario con lo que sus crías te pueden dar sorpresas no deseadas…) y sobretodo, la pérdida de capacidad adaptativa a su medio original en caso de ser necesaria la reintroducción.

Imagen: “Piebald”, variedad de selección y cría de pitón real (Python regius). Fijar estas características requiere de diversas generaciones en cautividad. Una inversión que debe recuperarse a la mayor brevedad pues los aficionados avanzados tratarán de reproducir sus ejemplares hasta hacerse comunes y perder parte de su valor económico.

Cuando la moda atañe a la indumentaria, esta acaba siendo reciclada al ser perecedera por exigencias de un mercado y eso es todo. Si hablamos de organismos vivos, estas alteraciones en los genes perdurarán en su ADN: No hay reciclado que valga…

 

Líneas de cría discapacitantes

Albinismo, melanismo, hipomelanismo, leucismo, xantismo, axantismo y un largo etc…

 

Se pueden dar en peces, anfibios y reptiles (Que aquí nos atañan). Todas son alteraciones genéticas de origen natural que afectan a la coloración de los ejemplares. Se producen en mayor o menor medida según la especie y el tipo de mutación. Son especímenes que raramente llegan a edad adulta al ser depredados tras perder todo mimetismo y por tanto no se reproducen habitualmente en el medio natural. Aunque se conocen poblaciones melánicas, hipomelánicas, axánticas de anuros, saurios y ofidios allí donde el entorno les ha sido favorable.

Eublepharis nominal y albinos

Eublepharis macularius. Izq.: Ejemplar nominal (Salvaje). Der.: Variedad de selección y cría.

Por tanto, normalmente en estos casos el origen de una línea de cría suele darse por casualidad cuando nace en cautividad un caso o más raramente se encuentra un ejemplar en la naturaleza. No hay nada aparentemente censurable que yo sepa más allá de posibles trastornos oculares en especies termófilas que requieren asolearse y sobretodo, su inadaptación en caso de reintroducción en el medio natural en campañas de repoblación. Desconozco la posible afectación del albinismo en la síntesis de la vitamina D en saurios.

 

Los peces y ofidios híbridos

Curiosamente, no siempre su descendencia es estéril y de haberla, habrá heredado caracteres o alteraciones genéticas por tanto ya no son aptos para ser reintroducidos.

En la imagen un “pez loro”. Un híbrido en el que tan solo las hembras son fértiles (“Red parrot”) lo que su reproducción comercial obliga a una constante hibridación. Para colmo, tiene serios problemas con el encaje de boca, opérculos, etc… (Foto: Anuraj Kumar CCBYSA4.0)

 

Los peces con mutación “aletas en velo”

Movilidad reducida. Dificultad para capturar alimento vivo, huir o superar una crecida de caudal.

 

Los peces con mutación “balloon”

Movilidad reducida. Dificultad para capturar alimento vivo, huir o superar una crecida de caudal.

En la imagen, un “Molly balloon”. Una mutación común en diversas especies que limita sus movimientos. Su aspecto gracioso ha contribuido a que los criadores fijen el gen mediante selección y cría. (Foto: Gourami watcher CCBYSA3.0)

 

Los peces con mutación “crown tail”

Aunque es una línea inicialmente aparecida en Betta splendens, ya podemos encontrar endlers (Poecilia wingei) y guppies (Poecilia reticulata) con esta malformación y es previsible que la tendencia se extienda a otras especies. Movilidad reducida. Dificultad para capturar alimento vivo, huir o superar una crecida de caudal.

 

Los peces bioluminiscentes transgénicos

Ya no se trata de líneas de selección y cría sino obtenidos inicialmente por medio de biotecnología al servicio de la industria del acuario.

Imagen: fuente>

 

Los peces irradiados

Quiero pensar que pertenece al pasado pero se comentó en una revista especializada (Siento no recordar nombre ni número) allá por los ochenta que se irradiaron con isotopos radiactivos diversas especies de pecílidos para provocar mutaciones de modo incontrolado con el fin de crear nuevos linajes en cuanto a forma y color. Conviene contrastar.

 

Los peces inyectados (Tatuaje intramuscular)

Por mentira que parezca, todavía se pueden encontrar en el comercio peces a los que se les ha inyectado colorantes. En ocasiones incluso se perfilan mensajes o dibujos mediante diversos tonos de color y punciones: Deplorable.

 

Los peces con cirugía plástica

En los últimos años estamos presenciando el recorte de aletas en determinados ejemplares como los peces disco. Intervenciones quirúrgicas que tan solo obedecen a cuestiones estéticas comparables a la extracción del rabo o recorte de orejas en perros. Sin comentarios.

 

Conclusiones

Quedan muchas cosas en el tintero. La mayoría de las que aquí aparecen se vienen denunciando desde hace años o incluso décadas pero el problema se agrava conforme lo hace la crisis medioambiental global y ahora toma fuerza el factor tiempo. Hay que dar respuesta y soluciones a todos estos aspectos y otros que se me escapan a la mayor brevedad pues de lo contrario la acuariofilia y terrariofilia quedarán relegados al recuerdo: Concienciación a base de educación.

 

NOTA:

Todo lo vertido en este artículo son opiniones personales basadas en la propia experiencia que sin duda merecen ser revisadas, corregidas y actualizadas por personal competente de múltiples ámbitos. Agradeceré toda corrección así como la inclusión de todo aquello que haya pasado por alto que de bien seguro merecerá completarse. Dejo este artículo abierto a comentarios.

 

 

Texto: RCG. Zootecnia Doméstica. CCBYSA4.0. Atribución obligatoria.
Imágenes: Fotografías varios autores y licencias.
Infografías: RCG. Excepcionalmente CCBYSA4.0. Atribución obligatoria.

 

< Volver a Miscelánea acuarios



Suscribete a Zootecnia Domestica

Apuntate a nuestro newsletter y recibe nuestras novedades el primero.

2 Comments

  1. Juan Carlos Palau Díaz Reply
    • Ramón Reply

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies